Semana 27 de embarazo: tu pelo y tu piel empezarán a brillar

Aunque te sentirás más cansada e incómoda con los kilos de más, te verás más linda que nunca en el espejo.

Semana 27 de embarazo: tu pelo y tu piel empezarán a brillar
El yoga ayuda a reducir los dolores de la espalda y las piernas.Pixabay

A medida que el peso de tu cuerpo aumenta, seguir adelante con las actividades cotidianas resulta más complejo. Hoy en día sabemos que una mujer, en condiciones normales, puede continuar con su vida hasta el día del parto, pero eso no quiere decir que no sea más incómodo y agotador. Por esta razón, vale la pena pensar en alternativas para que estés activa y, a la vez, puedas descansar.

Para esto, nadar o hacer ejercicios en la piscina es una buena opción, ya que le quitan presión a tu cuerpo. También es ideal el yoga, que ayuda a reducir los dolores de la espalda y las piernas, y las actividades aeróbicas moderadas, que te darán una inyección de energía. Trata de mantenerte activa, pero sin excederte y sin obligarte a hacer cosas que no quieres. La idea es que disfrutes cada etapa del proceso.

También es posible que sigan los mareos, la flatulencia y la congestión nasal. Y hay mujeres que, por estos días, desarrollan disfunción de la sínfisis púbica, que hace que el piso pélvico se vuelva particularmente inestable. Para ellas hay tratamientos especiales, así que el consejo es que no te quedes callada si sientes cualquier molestia, pueden existir alternativas para tratarla.

Pero no todo es malo: esta semana es posible que veas que tu piel, tu pelo y tus uñas están más fuertes, más brillantes. Aprovecha, después de que nace el bebé todo vuelve a la normalidad.

Es momento de que empieces a organizar tu hogar para la llegada del bebé. Tener la cuna, la silla del carro o la primera muda a tiempo te evitará preocupaciones el día del parto. Piensa, también, en los papeleos que debes hacer para ingresar a tu hijo al sistema de salud.

El bebé

Ya abre y cierra los ojos con normalidad. Su cerebro continúa desarrollándose, empieza a mostrar actividad eléctrica y va a mil por hora: tiene la pequeña tarea de aprender a controlar el cuerpo y sus movimientos después del nacimiento. En este punto, el bebé ya sabe cómo hacer sus pulmones funcionar y regula la temperatura de su organismo. Mide alrededor de 38 cm y pesa unos 900 gramos. Háblale, poco a poco reconocerá tu voz.   

 

Te puede interesar:

Semana 22 de embarazo: tu pelo estará más fuerte que nunca

Semana 23 de embarazo: el bebé empezará a engordar

Semana 24 de embarazo: empezarás a sentirte más inflamada

Semana 25 de embarazo: el bebé no parará de patear

Semana 26 de embarazo: dormir comienza a convertirse en una batalla

 

Fuentes

  • Sir John Dewhurst. Dewhurst's Textbook of Obstetrics and Gynaecology. 8th ed. Keith Edmonds. John Wiley and Sons Ltd, 2012. 
  • Ovia Health
  • Mayo Clinic Staff. "Fetal development: The third trimester." Mayo Clinic. Mayo Clinic, 7/11/2014. Web.
  • "Fetal Growth Chart." BabyYourBaby. Utah Department of Health, n.d. Web.
  • "Symphysis Pubis Dysfunction." Birthsource. Perinatal Education Associates, n.d. Web.

 

últimas noticias