¿Cuáles son las razones de la movilización?

hace 14 horas

Semana 29 de embarazo: el bebé se mueve como loco

Aunque las patadas son más regulares y menos violentas, esa personita en tu panza anda de fiesta y es muy probable que no pare.

Semana 29 de embarazo: el bebé se mueve como loco
El crecimiento de tu panza le pondrá presión a tu abdomen y esto podría producirte indigestión, acidez y estreñimiento.Getty

A medida que crece y se desarrolla, los movimientos del bebé se vuelven cada vez más regulares, pero nunca se detendrán del todo. Y el ideal es que no lo hagan. Saber que se mueve dentro de ti es la mejor prueba de que está bien y de que el embarazo avanza adecuadamente. Si llegas a sentir demasiada calma, vale la pena consultar con tu obstetra y reaccionar a tiempo. Es posible que todo esté bien, pero es preferible prevenir y tomar medidas antes de que sea tarde. No sientas vergüenza si recurres a tu médico y todo está en orden. Él sentirá tanto alivio como tú.

El crecimiento de tu panza le pondrá presión a tu abdomen y esto podría producirte indigestión, acidez y estreñimiento (que, por su parte, podría terminar en hemorroides). Además, en la preparación para el parto, tu cuerpo liberará hormonas que ayudarán a relajar tus músculos, pero que ralentizarán la digestión. Para manejar estos síntomas, podrías empezar a recurrir a porciones de alimentos más pequeñas en comidas más frecuentes. Otro consejo que podría ayudarte es recostarte en tu lado izquierdo cuando duermes. También es recomendable comer alimentos con mucha fibra, como frutas y verduras. Si has pensado en tomar alguna medicina para la indigestión, vale la pena consultarlo con tu médico antes de hacerlo.

En el tercer trimestre también son comunes las venas várices, así que trata de evitar cargas físicas demasiado pesadas y haz lo posible por mantener andando la circulación de tu cuerpo; para ello, hay medias especiales que pueden ayudar.

En estos días son frecuentes los dolores de cabeza y es posible que sientas que te ha dado Alzheimer. La mejor manera de lidiar con todo esto será que te tomes la vida con calma. Descansa, mantente hidratada, ve a que te hagan un masaje, haz yoga y pilates. Si las migrañas continúan, habla con tu obstetra, para saber qué medicamento puede mejorarte sin afectar al bebé.

El bebé

Mide alrededor de 40,6 centímetros, como una piña. Cada vez está más cerca de la altura con la que nacerá. Pesa cerca de 1,35 kilos, así que todavía tiene mucha grasa que reunir. Sus músculos y sus pulmones aún están en proceso de maduración. Para que siga creciendo sano y fuerte, vale la pena mantener una alimentación saludable, llena de proteínas, vitamina C y hierro.

 

También le puede interesar:

Semana 24 de embarazo: empezarás a sentirte más inflamada

Semana 25 de embarazo: el bebé no parará de patear

Semana 26 de embarazo: dormir comienza a convertirse en una batalla

Semana 27 de embarazo: tu pelo y tu piel empezarán a brillar

Semana 28 de embarazo: tienes que estar atenta a la diabetes gestacional

 

Fuentes

Ovia Health / Jamie Lo

Sir John Dewhurst. Dewhurst's Textbook of Obstetrics and Gynaecology. 8th ed. Keith Edmonds. John Wiley and Sons Ltd, 2012. Print.

AH MacLennan. "The role of the hormone relaxin in human reproduction and pelvic girdle relaxation." Scandanavian Journal of Rheumatology Supplement. 88:7-15. Web. 1991. "Fetal Growth Chart." BabyYourBaby. Utah Department of Health, n.d. Web.

"Nutrition During Pregnancy: FAQ001." ACOG. American College of Obstetricians and Gynecologists, 4/15/2015. Web.

 

877749

2019-08-25T13:49:59-05:00

article

2019-08-25T13:54:52-05:00

nroldan_250929

cromos

Redacción Cromos

Maternidad y Bienestar

Semana 29 de embarazo: el bebé se mueve como loco

50

4326

4376