Semana 30 de embarazo: el bebé empieza a voltearse

Poco a poco rotará para ubicar su cabeza hacia abajo y quedar en la posición ideal para nacer.

Semana 30 de embarazo: el bebé empieza a voltearse
El bebé ya mide alrededor de 43 centímetros y pesa cerca de 1,6 kilos. Pixabay

Tu bebé cada día es más parecido a un humano. El lanugo, ese vello que lo cubrió por tanto meses y que lo mantuvo calientico, empieza a desaparecer. Ahora tiene suficiente grasa para evitar el frío. Y continuará creciendo y ganando peso hasta que nazca.

Sus ojos están en su lugar pero todavía en desarrollo. Ya puede abrirlos, aunque su visión aún es muy pobre. En poco tiempo, no obstante, empezará a ver mucho mejor, y podrá rastrear objetos que se mueven a su alrededor. Hacia la semana 34 adquirirá la visión que tendrá en el momento del nacimiento.  

Ya mide alrededor de 43 centímetros y pesa cerca de 1,6 kilos. En este punto, la mayoría de los bebés empiezan a rotar para ubicarse en la posición más segura para nacer, lo cual implica que la cabeza sea la primera parte de su cuerpo en salir. Si tu obstetra te indica que tu hijo no se está moviendo aún, puedes preguntarle por ejercicios que puedes hacer para motivarlo a que se ubique de la manera adecuada.

La mamá

Es probable que en estos días vuelvan los cambios de ánimo que dejaste en el primer trimestre.También te sentirás más cansada y tendrás más dificultad para respirar y para dormir. A pesar de ser sintomas aburridores, vale la pena que pienses que ya has recorrido tres cuartos del camino y queda muy poco para la recta final.

Estas últimas semanas se van de un tirón, así que es momento para dejar de posponer compras que serán claves una vez nazca el bebé. La transición del útero al mundo es bastante drástica y querrás crear el mejor espacio de bienvenida para él. Por eso, deberías empezar a definir dónde va a dormir y cuál será la primera ropa que le pondrás. Apenas nacen son chiquiticos y muchas de las cosas que se consiguen en los almacenes les quedan inmensas las primeras semanas. ¿Ya tienes una reserva de pañales? En esos días después del parto posiblemente lo cambies cada tres horas, así que es ideal tener suficientes.

También es clave que vayas empacando la maleta que llevarás el día del parto. Las mamás, especialmente ahora que trabajamos, solemos dejar esta tarea para el final, y es posible que te toque hacer maleta en medio de las contracciones. ¡Así que no dejes que te coja la noche!

Aprovecha estos días para que tu pareja pase tiempo contigo y con tu barriga. Esto ayudará a nutrir el vínculo con el bebé antes del nacimiento. Deja que le hable, que lo consienta, que se emocione cada vez que patea.

 

Le puede interesar:

Semana 25 de embarazo: el bebé no parará de patear

Semana 26 de embarazo: dormir comienza a convertirse en una batalla

Semana 27 de embarazo: tu pelo y tu piel empezarán a brillar

Semana 28 de embarazo: tienes que estar atenta a la diabetes gestacional

Semana 29 de embarazo: el bebés se mueve como loco

 

Fuentes

Ovia Health

Dr. Jamie Lo

Mayo Clinic Staff. "Fetal development: The third trimester." Mayo Clinic. Mayo Clinic, 7/11/2014. Web.

"Fetal Growth Chart." BabyYourBaby. Utah Department of Health, n.d. Web.

Linda Conlin. "Embryonic Eye Development." 20/20 Magazine. 20/20, 11/12/2015. Web.

885056

2019-10-08T18:44:57-05:00

article

2019-10-08T18:51:16-05:00

nroldan_250929

cromos

Redacción Cromos

Maternidad y Bienestar

Semana 30 de embarazo: el bebé empieza a voltearse

51

4217

4268