Mamá, encuentra tiempo para ti

Noticias destacadas de Maternidad y Bienestar

Muchas mujeres han logrado hacer realidad uno de sus deseos más preciados al ser mamás. Pero ¿han destinado tiempo para encontrarse con ellas mismas y regalarse momentos de esparcimiento o reflexión?

Ahora su dedicación se centra en tratar de brindar a sus hijos bienestar y apoyarlos para que con el paso de los meses y años logren un óptimo desarrollo integral. Pero además continúan cumpliendo con los compromisos con padres y hermanos, y algunas se han reintegrado a su vida laboral.

Por eso hay tarjetas, poemas o memes que resaltan la labor de las madres afirmando que son enfermeras, cocineras, psicólogas, maestras, estilistas, diseñadoras, vigilantes, y que hasta funcionan como despertadores, albañiles, entre otras funciones; y no escapan a la realidad. Pero ¿han destinado tiempo para encontrarse con ellas mismas y regalarse momentos de esparcimiento o reflexión?

Te puede interesar leer: Tareas en el hogar: ideas para que tu hijo adquiera responsabilidades

Tal vez algunas sí y otras no. Y si tú te has formulado varias veces esa misma pregunta y la respuesta siempre es la misma: un rotundo nooo, y sigues aplazando el café que le prometiste a una “vieja” amiga, la reunión de reintegro con los compañeros de promoción del colegio o la universidad, o aquel paseo que estás planeando desde hace años a la playa o al campo. Para que no sigas con ese no eterno, llegó la hora de cumplir dichas promesas y no hay marcha atrás.

Aunque seas quien tiene el control de cada situación y sepas al derecho y al revés toda responsabilidad y quehaceres del hogar, tu hijo y tu pareja sabrán sobrevivir sin ti. En todo caso, tus padres, hermanos y algunos amigos también te darán la mano para que delegues funciones en ellos, todo por una buena causa, o dos: que pienses en ti y tengas tiempo para ti, dejando de lado el “no puedo, me queda complicadísimo” o el “en otra oportunidad será”.

“Actualmente las mujeres asumimos diversos roles que requieren prácticamente de todo nuestro tiempo y enfrentamos múltiples responsabilidades que dejan en el último lugar el pensar en nosotras: en nuestro descanso, en nuestros talentos o en disfrutar de un buen libro o de la música de nuestro agrado durante un instante de descanso reparador”, explica la psicóloga Paola Andrea Pineda Valderrama, especialista en Desarrollo Humano y Bienestar Social y Empresarial de la Universidad Externado de Colombia.

“Y que las mamás tengamos momentos de esparcimiento y exclusividad, influye directamente en el bienestar personal, emocional y, principalmente, de autocuidado, que redunda en un buen estado de salud mental. Es pensar en nuestros hábitos de sueño y de alimentación, hacer una corta caminata diaria, el goce de una cálida conversación y hasta el hecho de disfrutar de cosas sencillas como la respiración”. Si nos sentimos bien, lograremos proyectar nuestra fuerza y vitalidad hacia los demás", complementa Paola Andrea.

Te puede interesar leer: Actividades para aumentar las defensas de sus hijos

No siempre tienen que ser “escapaditas” de varias jornadas o de muchas horas, lo realmente valioso es que alejes tus pensamientos y tu cuerpo de las rutinas que realizas a diario con agrado y vocación, pero que no te permiten liberar tu mente y pueden llegar a ocasionar inconvenientes para tu salud física y/o mental. Por tal razón, te proponemos algunas opciones que te permitirán descansar, divertirte y hacer lo que desees mientras te aíslas de tu cotidianeidad.

En tu hogar. Para este propósito de volar hacia tu interior y reconocerte a ti misma, tal vez ni siquiera tengas que salir todas las veces. Simplemente bastará con buscar un espacio cómodo y tranquilo en casa y abstraerte para disfrutar de alguna de tus aficiones: escuchar la música que te hace vibrar, leer un libro de tu agrado, pintar, bailar, hacer sudokus o crucigramas o no hacer nada, que no es lo mismo que perder el tiempo.

De visita. En donde entrañables amigos o vecinos y en medio de un delicioso almuerzo u onces para recordar viejos tiempos. En lo posible, no hablar, o solo por encimita, de tu trabajo, tus problemas, tu familia o temas que te conecten de nuevo con tu realidad.

Por la ciudad. Puede ser con las mismas amistades, pero para gozar de otras actividades: una cafetería o una buena cena en un restaurante, películas o documentales de cine, obras de teatro, conciertos, espectáculos deportivos o artísticos, exposiciones… En fin. Alternativas tienes las que quieras, lo fundamental es elegir alguna que te haga pasar minutos u horas de plena felicidad.

¿Cómo estás de físico? Si son de tu agrado, caminar, trotar, montar en bici, ir a un gimnasio o hacer ejercicios en casa, también son actividades que te libran de presiones y estrés. Además, te ayudan a mantener buena actitud y bienestar físico y mental.

¿Y para relajarte? También hay actividades que funcionan y muy bien para un plan completo de reposo y tranquilidad. Masajes, baños de esencias, aromaterapias, meditación, taichí, yoga y otras técnicas de relajación, te servirán para dejar de lado las preocupaciones y combatir el estrés.

Te puede interesar leer: Se acerca la hora, cuidados que debes tener antes del parto

“Pueden ser tiempos cortos, aunque no negociables porque tienen la misma importancia que ayudar con las tareas de los niños o preparar la cena. Otra práctica útil que puedes llamar ‘Mi diario de pechiches’ consiste en hacer una lista mental o anotaciones donde identifiques detalles y actividades de tu gusto y con las que te puedas consentir: hacerte una mascarilla natural, caminar en el césped, un masaje en tus pies, salir de compras o deleitarte con la naturaleza. Cada mujer tiene la capacidad de descubrir en su esencia aquello que la ubica en su lugar más importante: el encuentro con ella misma”, concluye Paula Andrea, psicóloga educativa y organizacional.

Obviamente los espacios de diversión, descanso y abstracción de ciertas rutinas no excluyen a los miembros de tu familia, pues con seguridad con ellos pasas los mejores y más amorosos instantes de tu vida, pero ya llegarán momentos, y muchos, para disfrutar con ellos. La idea es que por un tiempo, ya sean 15 minutos al día o semanalmente, no te sientas indispensable para los demás sino imprescindible para ti y que aprendas a quererte, cuidarte, mimarte y entretenerte.

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

mamátiempo para ti mamá