¿Tomar bebidas azucaradas durante elembarazo afecta a tu bebé?

Noticias destacadas de Maternidad y Bienestar

Ya es bien conocido el daño que provoca en el organismo el consumo excesivo de azúcar, pero un estudio reciente revela que las bebidas azucaradas no afectan solo a las madres lactantes, también pueden influir negativamente en el desarrollo cognitivo de sus bebés. ¿Cómo los afecta?

En los últimos años diferentes investigaciones se han referido a las incidencias y perjuicios que ocasiona al ser humano el consumo de bebidas azucaradas. Los resultados las han asociado, directa e indirectamente, con un mayor riesgo de presentar caries, sobrepeso u obesidad; síndrome metabólico, diabetes mellitus o tipo 2; problemas cardiovasculares, osteomusculares y cerebrovasculares; insuficiencia renal, asma, infertilidad, y algunos tipos de cáncer, como de endometrio, mama, riñón, páncreas y colorrectal, entre otras afecciones y enfermedades.

Pero ahora se conoce que durante la lactancia este tipo de bebidas no solo pueden perjudicar a las madres, sino también a sus hijos; un nuevo estudio, publicado en la revista The American Journal of Clinical Nutrition, ha expuesto la posibilidad de que afecten el desarrollo cognitivo de los pequeños en sus primeros 2 años de vida.

Te puede interesar leer: Vitamina D en el embarazo: beneficios y cómo tomarla

Para dicha conclusión, los investigadores del Hospital Infantil de Los Ángeles, en Estados Unidos, tuvieron en cuenta la información revelada por 88 mamás, relacionada con la toma diaria de bebidas azucaradas y jugos durante el primer mes de la lactancia.

A partir de esta información, a sus bebés, al cumplir los 2 años, se les practicaron pruebas, empleando las Escalas de Desarrollo Infantil Bayley-III –que establecen el proceso de los niños con base en determinadas tareas–, con el fin de determinar aspectos, como su capacidad de reconocimiento y el dominio de algunas habilidades motoras, y así establecer dificultades o retrasos.

Los bebés de las madres que reportaron un consumo mayor, obtuvieron resultados más deficientes en cuanto a su desarrollo cognitivo. Por lo anterior, se estima que el azúcar agregado pasa al niño por medio de la leche materna, y es probable que esta exposición obstaculicé el desarrollo normal de su cerebro.

Michael I. Goran, líder del estudio y Director del Programa de Diabetes y Obesidad del Hospital Infantil de Los Ángeles, en declaraciones citadas por Neuroscience News, indicó que “la lactancia puede tener muchos beneficios, pero estamos viendo que la leche materna está influenciada por lo que las madres comen y beben, incluso más de lo que pensábamos”.

“Es posible que ellas no se den cuenta de que lo que comen y beben durante la lactancia puede influir en el desarrollo de su bebé en el futuro, pero es lo que indican los resultados”, agregó el doctor Goran, quien en investigaciones anteriores corroboró que las mamás que ingieren bebidas azucaradas en los meses siguientes al parto tienen más probabilidades de aumentar su peso, además de exponer a sus bebés a los azúcares añadidos a través de la leche materna.

Te puede interesar leer: Cólico del lactante: cómo identificarlo y qué hacer

Los resultados obtenidos en el citado estudio son valiosos, pues abren las puertas para que los especialistas orienten mejor las recomendaciones relacionadas con la dieta de las nuevas mamás mientras lactan a sus recién nacidos, quienes también se verán favorecidos al obtener los nutrientes primordiales para lograr un adecuado desarrollo cognitivo.

En este sentido, los investigadores sugieren que restringir el consumo de dichas bebidas por la cantidad de azúcares agregados que contienen, puede representar grandes beneficios para la salud y el bienestar tanto de las madres como de sus hijos.

Comparte en redes: