«Me dijeron que soy inepto», Luis Bedoya

El presidente de la Federación Colombiana de Fútbol dice que lo que no le gusta de su cargo es «que me piden muchas boletas y que no puedo echar un madrazo en el estadio».
«Me dijeron que soy inepto», Luis Bedoya

Luis Bedoya regresó de Brasil feliz y con la tarea de convencer a José Pékerman para que siga dirigiendo la selección Colombia. Un disparo directo al arco.

 

>La lección que le dejó Brasil 2014.

Que la unidad es fundamental.

 

>Un recuerdo de Pereira.

La juventud, con todo lo que conlleva.

 

>¿Cuál ha sido la peor crítica que le han hecho?

Me dijeron que soy inepto.

 

>¿Qué lo aburre?

La mentira, la falsedad.

 

>Su mayor logro.

El momento actual que me ha dado el fútbol.

 

>Un director técnico de la Selección que lo haya marcado.

Todos, en lo bueno y en lo malo.

 

>Un sueño que le falte cumplir.

Ver a Colombia campeona del mundo.

 

>Una palabra para definir a Pékerman.

Profesionalismo.

 

>Un gol para no olvidar.

El primero de James contra Uruguay.

 

>Lo último que hace antes de dormir.

La lista de las primeras cosas que tengo que hacer al día siguiente.

 

>Una fórmula para esquivar lagartos.

No ir a cocteles.

 

>¿En qué gasta sin pensar?

En viajes.

 

>Un santo de su devoción.

La virgen de la Milagrosa.

 

>¿En qué lo han tumbado?

Hemos aprendido mucho en el fútbol.

 

>Su mayor pecado.

Contar todo.

 

>¿Qué no perdona?

La ingratitud.

 

>¿A quién le sacaría tarjeta roja?

¡Uyyy! La lista es corta y reservada.

 

>¿A quién ha encontrado en fuera de lugar?

A uno que otro jugador.

 

>Una deuda pendiente.

Compartir más con mi familia.

 

>¿En qué posición le gustaría jugar?

En la ofensiva.

 

>Una canción para enamorar.

La garota de Ipanema.

 

>¿Cuándo fue la última vez que lloró y por qué?

Anoche, recordando todo lo que pasó en el Mundial.

 

>¿De qué equipo es hincha?

Del Pereira.

 

>¿Cómo le gustaría que lo recordaran?

Como una buena persona.

 

>¿Qué no puede faltar en su escritorio?

Las gafas, soy muy cegatón.

 

>Su trago más amargo.

Londrina. (La ciudad donde Colombia perdió con Brasil 9-0 en el 2000).

 

>Un gesto de rebeldía.

Hacer lo que me parece.

 

>¿El poder para qué?

Para que gane nuestra Selección.

 

>¿Qué le hace falta a Colombia?

Unidad.

 

>¿Cuál es el peor consejo que le han dado?

«No se preocupe».

 

>¿Cuál fue la materia que más le costó pasar?

Literatura.

 

>Un partido de Colombia que no olvide.

El Colombia - Uruguay en Brasil me marcó mucho.

 

>¿Cuál es el viaje que más lo ha emocionado?

Es tan emocionante el día que conocí el mar cuando tenía once años, como este viaje comandando la expedición a Brasil.

 

>Su mayor imprudencia.

Ser directo.

 

>Lo mejor de los futbolistas colombianos.

Su entrega.

 

>¿Qué le diría a Pékerman para convencerlo de que se quede?

Que Colombia lo ama.

 

>¿En qué equipo hubiera querido jugar?

En la selección Colombia.

 

Foto: David Schwarz.