Mujeres orgullosamente deportistas

*/Han marcado la historia deportiva del país y no podíamos dejar pasar el Día de la mujer sin celebrar los triunfos que tantas alegrías han traído. Mujeres que no se limitaron a soñar y convirtieron sus sueños en realidad./*
Mujeres orgullosamente deportistas

María Isabel Urrutia: un peso pesado

Maria-Isabel-U.

No se podría hablar de mujeres deportistas en Colombia sin mencionar a María Isabel Urrutia. La pesista vallecaucana dio sus primeros pasos en el deporte como lanzadora de bala y disco en donde tuvo destacadas participaciones, llevándose varios títulos departamentales, nacionales e internacionales.

Sin embargo, sería el levantamiento de pesas donde encontraría la gloria para nuestro país, ganando 24 medallas diferentes a nivel mundial mientras dejaba a su paso rivales chinas, estadounidenses y nigerianas. Entre las 24, el codiciado oro en una competencia olímpica. Tenían que pasar más de cien años para que un colombiano se llevara una medalla de oro olímpica y sería María Isabel la encargada de traerle la alegría al país. En septiembre de 2002, durante los Juegos Olímpicos de Sydney, en Australia, ganó el primer puesto en la categoría de los 75 kilogramos. 

Hoy, María Isabel se encuentra retirada de las competencias deportivas, y está dedicada a la política. Fue representante por las negritudes a la Cámara entre 2002 y 2006 y trabaja en las mesas de deportes de la comunidades afrocolombianas. En este momento se encuentra en campaña a la Cámara de representantes por la circunscripción de las negritudes.

 

La reina del BMX: Mariana Pajón

Pajon

Con tan solo cuatro años la pequeña Mariana tenía afán de competir. Su padre solía llevar a su hermano a la pista de bicicrós y su hermanita se contagió de la adrenalina que se sentía en las pistas. No pasó mucho tiempo para que se montara en una bicicleta y dejara boquiabiertos a los incautos que vieron pronto su potencial. Sus pedalazos dejaban comiendo polvo a sus rivales que solían ser niños que se sentían humillados al ser derrotados por una niña.  

No en vano a los nueve años obtuvo su primer título mundial. Una racha que continúa hasta hoy. Más de 600 trofeos, recogidos en 32 países diferentes, se cuentan en su colección entre los que se encuentra una decena de títulos mundiales, latinoamericanos y panamericanos. Pero tal vez, una de las medallas más preciadas de Mariana, fue la conseguida el 10 de agosto de 2012, en los Juegos Olímpicos de Londres, al llevarse la medalla de oro en la final de BMX femenino. Esto la convirtió en la segunda deportista colombiana en la historia en traer un oro olímpico, un triunfo que le valió a Colombia la mejor participación del país en la historia nacional. Mariana terminó en el primer puesto en las tres rondas de clasificación de las semifinales. 

Mariana demuestra que el bicicrós no es un deporte exclusivamente masculino y que se puede ser femenina y vanidosa mientras se pedalea una bicicleta de BMX, el lugar en donde siente la emoción de la velocidad y una pasión que puso a Colombia entre las potencias en este deporte a nivel mundial. Una carrera que comenzó estando muy pequeña y a la que todavía le falta mucho por recorrer.