En vacaciones, revisa la salud visual de los más pequeños

Conoce algunas de esas señales que te ayudaran a detectar posibles dificultades en la visión de los niños.

 

¿Sabías que el 80% del aprendizaje del ser humano se realiza a través de los ojos en los primeros 12 años de vida? El desarrollo integral de los más pequeños depende en gran medida de una óptima  capacidad visual. Es por eso que debemos estar atentos a señales que puedan indicar la presencia de problemas visuales en sus hijos:

 

- Sufre de cualquier tipo de molestia en los ojos.

- Se le dificulta adaptarse a la oscuridad.

- Tiene bajo rendimiento escolar comparado con el esfuerzo que realiza.

- Sostiene muy de cerca libros durante la lectura.

- Inclina la cabeza después de leer, trabajar en la computadora o ver la TV.

- Se acerca mucho a la televisión.

- Presenta periodos cortos de atención para su edad.

- Tiene problemas de coordinación en juegos de pelota o al montar en bicicleta.

- Evita actividades que impliquen atención al detalle tales como colorear o armar rompecabezas.

 

La doctora Yesmid Piraquive, optómetra y gerente de servicios médicos de Ópticas Lafam comenta que “una buena forma para detectar esas posibles dificultades visuales es a través del juego. Se les puede enseñar a mirar, jugando a ver de lejos, divisar el horizonte, mirar a una distancia media y luego a una más cercana, para que así sus ojitos se habitúen a cualquier tipo de distancia”.

 

Otros ejercicios para fortalecer los ojos de los pequeños consisten en girarlos sin mover la cabeza, guiñarlos alternativamente, taparse un ojo y luego el otro para ver si ven igual de bien un objeto específico.

 

Estos son 10 consejos útiles que la Dra. Piraquive recomienda para cuidar la salud visual de los niños:

 

1. Chequeo con el optómetra cada año más aún si hay antecedentes familiares de enfermedades de la visión como miopía, hipermetropía, astigmatismo o estrabismo.

 

2.  Actividades al aire libre porque la luz solar es buena para el desarrollo de los ojos.

 

3. Los niños no deben pasar más de dos horas al día ante pantallas (televisión, computador, Tablet, videojuegos) y a una distancia mínima de 2 metros. Las horas adicionales ante la TV disminuyen su capacidad de atención y desarrollo del lenguaje.

 

4. Protección de los rayos solares. Los ojos de los niños son 3 veces más sensibles que los de los adultos. Sus pupilas son más grandes y su cristalino más transparente.

 

5. Correcta posición corporal cuando hacen tareas en casa o en claseSi están frente al computador, la distancia debe ser de 50 cm y que mantengan sus ojos ligeramente por encima de la mitad de la altura de la pantalla.

 

6. Hacer descansos de 20 segundos, cada 20 minutos de trabajo, observando algo a más o menos a 6 metros de distancia.

 

7. Buena luz en el lugar en el que se esté trabajando o jugando para evitar forzar los ojos.

 

8. Cuando un niño tiene problemas de hiperactividad, colorea saliéndose de la línea o presenta síntomas de déficit de atención, antes que nada hay que descartar que estas dificultades no sean causadas por un problema visual.

 

9. Cuando ya están en primaria, si presentan un bajo rendimiento escolar hay que estar atentos a síntomas que están relacionados con un problema visual como dolores de cabeza, ardor o piquiña en los ojos, lectura lenta o guiada con el dedo, saltos de palabras o falta de concentración.

 

10. Es importante enseñar a los menores a cuidar de su salud visual y sus gafas, si las utilizan. También deben aprender a detectar e informar de cambios en su visión.

 

Foto: Google con derecho a reutilización.