La delgada línea entre la moda femenina y masculina

Las fronteras entre la moda de hombres y mujeres son cada día más difusas. Eso es lo que demuestra una exposición en Nueva York.
La delgada línea entre la moda femenina y masculina

A través de esta muestra, que recoge diseños desde el siglo XVIII hasta la actualidad, se puede ver cómo ropajes tradicionalmente considerados femeninos, como las faldas, han conquistado el mundo masculino gracias a diseñadores como Jean Paul Gaultier, que ha convertido esa pieza en parte fundamental de la moda para hombres.

Asimismo, los pantalones, que durante siglos fueron considerados prendas estrictamente masculinas, son ahora piezas imprescindibles en el armario de una mujer. Diseños de Versace, Pierre Cardin, Giorgio Armani y Helmut Lang, pero también trajes clásicos, como uno para hombre realizado en terciopelo de 1785, ilustran el acercamiento gradual de la moda femenina y masculina.

Según explica el museo en un comunicado, los trajes clásicos son una clara muestra de que los materiales fastuosos y los adornos, que pueden parecer femeninos para el ojo actual, fueron durante el siglo XVIII símbolos aristocráticos, con independencia del sexo.

El siglo XIX fue escenario de la moda más sombría para los hombres, quienes en actos públicos durante el día vestían ropas oscuras, en contraste con los vestidos coloridos de las mujeres.

Sin embargo, los papeles se cambiaban dentro del hogar y los hombres optaban para sus ratos de ocio por ropas confeccionadas con exóticas telas.

La muestra hace especial hincapié en los cambios ocurridos a mitad del siglo XX cuando diseñadores como Yves Saint Laurent apostaron por introducir los pantalones en el vestuario femenino.

Fue durante ese siglo cuando se gestó la “Revolución Peacock” , ocurrida a medidos de los años 60 como reacción contra el conservadurismo de la moda masculina que en la exposición está representada por un traje de terciopelo realizado por la marca británica Mr.Fish, del diseñador Michael Fish.

Además, para ejemplificar la evolución del armario masculino, el museo ha elegido trajes tan emblemáticos como el modelo en tonos pastel que la casa Versace creó para vestir al actor Don Johnson en la serie “Miami Vice” (1984-1990).

Según los responsables de la exposición, que se podrá ver hasta el 10 de mayo de 2011, en la actualidad los diseñadores continúan trastocando los límites del género de la moda, aunque la mayoría siguen haciendo distinciones entre sus colecciones para hombre y mujer.

Así, en el diseño contemporáneo “traspasar las fronteras del género es una función del estilo, más allá de un acto de provocación” , afirma la institución.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Tres consejos para aprender a combinar tu ropa

Sobriedad: atuendos en la posesión presidencial