Un desfile de corazón

Una veintena de exitosas mujeres y famosos diseñadores se unieron para concienciar sobre las enfermedades cardiovasculares.
Un desfile de corazón

Cantantes, actrices, modelos y empresarias desfilaron por la pasarela en el teatro del Lincoln Center, para lucir vestidos largos y cortos, ajustados al cuerpo, sin tirantes o de un solo hombro o de sensuales escotes, todos rojos, para alertar a las mujeres sobre la enfermedad, que afecta particularmente a latinas.

Los vestidos fueron confeccionados para esta ocasión por diseñadores como Óscar de la Renta -único latino entre el grupo de creadores-, Donna Karan, Tadashi Shoji, Alberta Ferretti, Marchesa, Mathew Williamson, Zac Posen y Swarovski, entre otros.

Entre las famosas que dijeron presente estuvo la conocida actriz y bailarina de teatro “burlesque” Dita Von Teese, que también se ha destacado por apoyar la lucha contra el VIH/sida y fiel a su estilo retro eligió un vestido de Zac Posen.

Von Teese aseguró haberse sorprendido “mucho” al conocer que la enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte entre mujeres, lo que le llevó a participar en el evento. “Me considero bastante sana, no fumo, hago ejercicio, pero creo que es importante crear conciencia en otras mujeres” , dijo la artista, que agregó que esa enfermedad “se puede prevenir en el 80%. Es algo que la gente debería saber, y que a veces no se relaciona”.

También desfilaron otras actrices como Denise Richards, en un diseño de corte imperio con adorno de pedrería y falda de capas, quien destacó que “es importante concienciar sobre la enfermedad del corazón, que afecta a tantas mujeres”.

La dominicana Dania Ramírez, que lució un vestido con escote “palabra de honor” de Catherine Malandrino, señaló que es importante que la mujer se eduque sobre la enfermedad.

“Es algo que se puede prevenir comiendo bien, teniendo una salud buena y haciendo ejercicio” , declaró la actriz, que pidió a las latinas: “Que se cuiden, que tengan en mente que la enfermedad cardiaca es una cosa que está matando a muchas mujeres”. “Si no nos cuidamos a nosotras mismas a dónde vamos a parar” , reiteró Ramírez, que en 2010 trabajó en al séptima temporada de la serie “Entourage” de la televisión por cable HBO.

Mientras que la actriz Suzanne Somers, de 64 años, optó por un vestido corto, ceñido a la cintura con un cinturón plateado. Somers, quien bromeó señalando que sabía cosas en español, pero que no las podía decir en televisión, destacó que ha sido particularmente afectada por las enfermedades cardiovasculares. “Perdí a mi padre y a mi madre por un derrame cerebral, mi hermano murió a los 42 años de un ataque al corazón y mi hermana pequeña ha sufrido también un ataque al corazón”, contó.

“Escribo libros sobre salud y es muy importante en el mundo actual, con todos los productos químicos, tomarse en serio el estilo de vida” , agregó la actriz. La conocida modelo brasileña Camila Alves, que lució un sensual vestido largo de TBD de un solo hombro y amplio escote en la espalda, indicó que ésta “es una causa estupenda” y que estar presente fue algo que “sentía en mi corazón”.

“Quiero enseñar a las chicas jóvenes de mi fundación que mucha gente está sufriendo enfermedades del corazón muy jóvenes. Además, es un evento para mujeres, con mujeres poderosas y por una buena causa” , sostuvo Alves, pareja del actor Matthew McConaughey, con el que tiene dos hijas. Entre el grupo llamó además la atención Laila Alí, hija del ex campeón de boxeo Muhammad Ali, quien llevó un vestido de “Pea in the Pod” , luciendo su avanzado estado de gestación.

El evento de este año rindió tributo a la famosa comediante estadounidense Lucille Ball (1911-1989) , quien murió por un ataque cardíaco, y quien en 2011 hubiera cumplido 100 años.

Gracias a la serie “I Love Lucy” junto al actor cubano Dessie Arnaz, se convirtió en una de las estrellas más populares de EE.UU. Las enfermedades cardiovasculares cobran más vidas de mujeres que todos los tipos de cáncer combinados y pese a que son la principal causa de muerte entre latinas, sólo el 8% lo considera el problema de salud más importante.

Según datos de los Institutos de Salud de EE.UU. (INH) en 2007 murieron 306.246 mujeres en este país por enfermedades cardiovasculares, comparado con 270.018 que perdieron la vida por todos los tipos de cáncer combinados.

 

 

últimas noticias

Tres consejos para aprender a combinar tu ropa