La moda inspirada en el caribe está en furor

Frutas tropicales y plantas exóticas se estampan en las prendas más frescas de la temporada. No las pierdas de vista, llegan al ritmo de la salsa y de la samba.
La moda inspirada en el caribe está en furor

Al grito de ¡Viva la salsa! llega a los escaparates de todo el mundo el nuevo estilo de inspiración Caribe, con las frutas tropicales, los estampados exóticos y el humor y la alegría como común denominador

Estampados que, en ocasiones se vuelve tan exigente como insolentes para mostrar en todo su esplendor el maximalismo que proponen las sabrosas frutas, los animales salvajes y las plantas de los paraísos terrenales.

Dejando a un lado la discreción, esta tendencia capitaneada por Miuccia Prada propone colores tan llamativos como los verde lima, el azul turquesa y el naranja, a los que de muy buen grado se suma la gama de los tonos flúor.

La colección de esta italiana es un canto al exceso, donde las siluetas amplias y dispares juegan y se aúnan con excéntricos "prints" repletos de bananas y dibujos barrocos bañados en azul añil, marrón,  rojo y morado.

ENSALADA DE FRUTAS

En la colección de Stella McCartney cítricos tan refrescantes como los pomelos, las limas y las naranjas se apoderan de las prendas. Luminoso y atractivo, este estampado, que se potencia con hojas verdes, reivindica que no siempre menos es más. Así, sobre patrones sobrios, de líneas rectas, McCartney presenta vestidos veraniegos muy ponibles, algunos de ellos con sofisticadas aperturas laterales.

Por su parte, la firma Moschino Cheap&Chip apuestas por tejidos con hermosos limones para confeccionar vestidos por encima de la rodillas con coquetas mangas de farol y drapeados en la cintura.

Just Cavalli recurre a los remotos paraísos para recuperar su flora y estamparla sobre vaporosos monos, vestidos y blusones que realza con volantes y collares de gran tamaño. Más discretos,  pero igual de luminosos, son los vestidos de Emporio Armani, donde las hojas de palma surgen bañadas en tonos lilas, rojos, verdes, blancos y grises.

Osados y atrevidos resultan los "print" con cabezas de elefantes que utiliza Jean-Charles de Castelbajac sobre vestidos mini en tonos grises y amarillos, mientras que Louis Vuitton recurre a la belleza del tigre para crear jerseys de punto que conjunto con faldas por debajo de la rodilla.

Inspirándose en el tradicional vestido de fiesta coreano, "hanbock", la diseñadora venezolana Carolina Herrera propone fabulosos vestidos de noche que adorna con hermosas ramas y flores de almendro, que aunque no son tropicales resultan igualmente exóticas.

La colección primavera-verano 2011 de Dior envuelve a la mujer en una atmósfera portuaria de los años 50, donde la estética "pin-up" se impone sobre minivestidos con estampados florales y hawaianos.

Tal es la fiebre que se ha desatado por estos motivos florales que incluso Amy Winehouse los ha utilizado para la colección que ha creado para la firma Fred Perry, donde las flores grandes brillan sobre cazadoras, bolsos, vestidos y pañuelos.

El antecedente de estos estampados se encuentra en las famosas camisas hawaianas, creadas por Alfred Shaheen, un oriundo de New Jersey que se hizo famoso por estampar sobre telas la vegetación y la cultura de la Polinesia.

Gracias a él, ese "print" ha viajado por todo el mundo con el propósito de trasmitir  alegría, aunque algunos han tildado a la camisa hawaina de prenda con poco gusto. Pero si revisamos la historia de la moda, se descubre que el estampado con flores que bailan sobre grandes hojas ha servido para crear pantalones, bermudas, bañadores, camisolas y camisas para todos los públicos.

Como no podía ser de otra forma, los complementos dorados resultan ideales para acompañar estas prendas tan valientes como alegres.

Si, definitivamente, no es el estilo que busca pero desea estar a la moda con estos sugerentes estampados, apueste por pañuelos anudados a la nuca, a modo de diadema o bien atados a la cintura.

 

últimas noticias

Tres consejos para aprender a combinar tu ropa

Sobriedad: atuendos en la posesión presidencial