Tavi Gevinson, la niña de la moda

Con 15 años ya es uno de los referentes más importantes de la moda mundial. Esta amante de la estética de los 90 debe demostrar que su éxito no es un espejismo.  
Tavi Gevinson, la niña de la moda

Que el nombre de Tavi Gevinson sea el nuevo gran referente de la moda no deja de ser sorprendente. Pese a que grandes diseñadores reconocen su talento y, como afirman varios portales especializados, tiene “un tacto muy fino a la hora de analizar tendencias” y una forma peculiar y desparpajada de observar lo que se impone, resulta asombroso que Tavi sea una adolescente de apenas 15 años que, como cualquier otra niña de su edad, intenta dividir su tiempo entre el colegio, su hogar y sus amigas.

El nuevo ícono de la moda es una joven oriunda de Chicago que se volvió famosa gracias al blog Style Rookie (www.thestylerookie.com), que lanzó en 2008 cuando apenas tenía once años. Desde entonces sus looks y comentarios comenzaron a hacer mella en la industria y los ojos de los grandes diseñadores se fijaron en ella. Su boleto a la fama fue un reportaje sobre su blog publicado en The New York Times y para el cual, cuenta Gevinson, tuvo que pedir autorización a sus padres.

Desde entonces su éxito no ha parado: escribió en Harper’s Bazaar; estuvo en Japón junto a la diseñadora Rei Kawakubo, fundadora de la marca Comme des Garçons; se sentó en primera fila en los desfiles de Dior y Marc Jacobs, y ha recibido elogios hasta de la mismísima Lady Gaga, quien aseguró que la joven encarna “el futuro del periodismo” de moda.

Y eso no es todo: se sabe que sus dos madrinas son Dasha Zhukova (esposa del millonario ruso Roman Abramovich, dueño del equipo de fútbol inglés Chelsea), quien se encargó de ponerla en la portada de la revista Pop, y la periodista de moda Jane Pratt; y se sabe, también, que habla regularmente con altas personalidades del mundo de la moda como Anna Wintour, editora de la prestigiosa revista Vogue.

Su nombre volvió a sonar con fuerza hace apenas un mes, a principios de septiembre, cuando lanzó la revista virtual Rookie Mag (www.rookiemag.com) desde su casa en Chicago, asesorada por un equipo de expertos que le ayudarán a reafirmar su éxito: Jeremy Zilar, de The New York Times; Lesley Arfin, guionista de la cadena HBO, y la escritora Sady Doyle. Su fascinación por la estética juvenil de los años noventa también está reflejada en este proyecto; de hecho, Rookie Mag surgió de la idea de revivir la revista Sassy (cerrada en 1996, el año de su nacimiento), que se convirtió en todo un referente de la época por tratar desde una óptica particular temas como el sexo, el feminismo y, por supuesto, las tendencias de moda. Lo curioso es que el ritmo de entrega de los artículos en Rookie Mag está condicionado por su horario escolar: siempre aparece uno en la tarde, cuando llega del colegio; otro antes de la comida, y uno más “a la hora en que consulto Facebook desde la cama”, como ella misma dice, divertida.

Lo cierto es que más allá de su talento, el hecho de que una niña de apenas 15 años haya alcanzado tal nivel de éxito, evidencia la realidad de una sociedad atrapada en la efímera inmediatez del mundo virtual. No es ningún secreto que gracias a internet cualquiera puede obtener sus quince minutos de fama; el reto es poder mantenerlos. Hasta ahora Gevinson lo ha logrado, aunque falta ver si, a la vuelta de unos años, no será apenas uno de los tantos ídolos con pies de barro que cada día nacen y mueren en la red.