¿Qué se pone de moda en el 2012?

Casual, desenfadada y urbana,  así pinta la moda para el 2012. A esto se le suman los detalles campestres como estampados de flores. Atrévase.
¿Qué se pone de moda en el 2012?

Comodidad urbana es el lema a seguir para las que quieran estar vanguardistas, con pequeños apuntes campestres, aires deportivos y destellos de fiesta. Es el momento de arriesgar y de ser osados a la hora de vestir, según marcan las tendencias.

Para empezar a arriesgar nada como desterrar los pijamas de la cama. Dolce & Gabana ya subieron el pijama a las pasarelas en 2009, pero este año renace con fuerza para colarse en los armarios veraniegos de las más atrevidas. Tommy Hilfiger los propone en sus dos piezas, cómodos y favorecedores, con estampados geométricos, realizados en seda, a los que da un toque divertido combinándolos con sombreros.

Aunque también puede dejarse la chaqueta debajo de la almohada y decantarse sólo por los pantalones de pijama urbanos. En ese caso la clave es atreverse a combinar. Ya sean de seda o de gasa, de cortes anchos y muy cómodos, esta prenda se caracteriza por el volumen que modela los contornos.

Estos pantalones casan sin problemas con chaquetas o blusas holgadas y con camisetas de estampados florales, que esta temporada se hacen un hueco en los escaparates. Para el calzado,  mejor el de tipo plano o de tacón bajo. Pero las más atrevidas pueden completar su look veraniego con chaquetas ajustadas y tacones, logrando así un aspecto más sofisticado.

MODA OLÍMPICA

La proximidad de los Juegos Olímpicos, que se celebrarán en Londres a partir del próximo 27 de julio, también ha inspirado a algunos grandes de la moda como Alexander Wang, quien, también en clave de comodidad, propone vestidos, monos, pantalones Capri y chaquetas que rememoran a los chándal con profusión de cremalleras y estampados florales en tonos azules y negros o bien en tejidos superajustados al cuerpo.

Esta tendencia se adapta al hombre, con camisetas y cazadoras. Prada se inspira en la estética golf para lograr ese aire deportivo con una estética moderna y desenfadada gracias a los alegres estampados que saltan a los pantalones. Frankie Morello propone, con naranjas y azul cobalto como base, pantalones ciclista combinados con chaqueta, piezas de inspiración chándal y bermudas.

Para los días más fríos, Altuzarra, Burberry y Alexander Wang apuestan por las parkas de corte militar. Prácticas y cómodas resultan ideales para combinar con jerséis de cuello alto, pantalones masculinos e incluso faldas de tubo.

ROMANTICISMO AÑOS 20

En el extremo opuesto, llegan los aires de los fabulosos años veinte, que marcan una mujer muy femenina, con profusión de encajes, largos collares de perlas, colores blancos, marfil y pasteles, plumas y tocados, siguiendo las propuestas de Ralph Laurent y Marc Jacobs.

Volviendo la mirada a los años cincuenta, la firma Rocha propone vestir con patrones sacados del "new look" de Dior, con los que perfila la silueta de la mujer.

La feminidad también viene marcada por los estampados con motivos florales: rosas, orquídeas, peonías, lirios y coquetos "bouquets" se instalan en fabulosos vestidos con la firme intención de aportar alegría y belleza.

LUNARES PARA TODAS

Entre los estampados, sigue teniendo importancia el animal print ya sea de leopardo, de pitón, de cebra.... la naturaleza en la puerta del armario. Roberto Cavalli, Dolce&Gabbana o Giambattista Valli se ocupan de que no acabe en peligro de extinción y lo utilizan para blusas, pantalones, americanas o minifaldas tan atractivas como femeninas.

Aunque la nueva tendencia la marcan los lunares, un aire  muy latino que este año salta a la calle no sólo en prendas veraniegas, sino también en faldas y vestidos, tal y como han propuesto Marc Jacobs y Stella McCartney para el invierno en curso.

También hay hueco para los estampados tribales en tonos tierra, como pudo verse en las pasarelas de la Semana de la Moda de Nueva York, gracias a diseñadores como Donna Karan, que presentaron aires africanos en marrones, blancos y negros.

La paleta llega cargada de todos colores, pero destacan los pasteles, ligados al estilo "preppy", tan característico de Tommy Hilfiger y que se extiende también a otras firmas.

LA ELEGANCIA DEL ESMOQUIN

Sin perder un ápice de modernidad, el esmoquin, creado por el sastre británico Henry Poole, vestirá en el 2012 a la mujer para asistir a cenas, cócteles y recepciones que requieran etiqueta.

El modisto Yves Saint Laurent con un esmoquin negro acabó con la arcaica costumbre que prohibía a las mujeres lucir pantalones, sin embargo, en la próxima temporada lo vestirán blanco y lo combinaran con camisetas para restarle rigidez.

Y para los zapatos, aunque la opción es amplia, desde calzado de inspiración masculina a los de tacón más elevado, se puede decir que la punta afilada ha regresado, no solo a las pasarelas si no que fuera de ellas ya los ha lucido Kate Moss, entre otras. Mientras que para las más "fashion" nada mejor que decantarse por las plataformas.

 

últimas noticias

Tres consejos para aprender a combinar tu ropa

Sobriedad: atuendos en la posesión presidencial