Brillos, influencias étnicas y romanticismo. Lo que se impone para el 2012

En el marco de la feria textil Colombiatex de las Américas, que se realizó en Medellín, se presentó una conferencia para dar a conocer las tendencias del 2012.
Brillos, influencias étnicas y romanticismo. Lo que se impone para el 2012

El desvanecimiento de las barreras entre lo local y lo global que crean fusiones cosmopolitas; el regreso al romanticismo de épocas doradas como los años 50, 70 y 80; la revolución que vive actualmente el mundo con movimientos sociales que alzan su voz en contra de lo establecido y la búsqueda por espacios de tranquilidad y equilibrio son las principales inspiraciones en moda para la temporada Otoño-Invierno 2012- 2013.

Así lo dio a conocer Martha Calad, directora del Laboratorio de Moda de Inexmoda en la segunda jornada académica del Pabellón del Conocimiento Inexmoda- UPB, quien comenzó su intervención con una breve explicación de cómo se viven las temporadas de moda en Colombia y el calendario que rige las diferentes colecciones en las pasarelas internacionales. El informe de tendencias de moda de Inexmoda es fruto de una investigación profunda acerca de lo que se está viendo en las pasarelas mundiales y las actitudes y motivaciones del consumidor final.

En cuanto a colores se impone para esta temporada una diversa paleta en la que son fundamentales los dorados, platas y tonos metálicos que aportan mucho brillo al look que se quiera conseguir. Sobresalen también en la carta de color los amarillos, vinotintos, rojos, azules eclépticos, que jueguen con los denominados bloques de color, todos mezclados con tonos neutros que como afirma Calad, brindan armonía y tranquilidad al atuendo y que por tanto, están presentes en todas las temporadas como el negro, blanco, gris, coñac, azul petróleo y chocolate. Entre los materiales a utilizar en esta temporada se destacan las lanas, el algodón, las fibras naturales que buscan el rescate de lo artesanal y la multiculturalidad. También se hará uso de los encajes elaborados, telas sobrebordadas, el animal print, estampaciones en follaje, blondas y estampaciones en viscosa. Los tejidos que se imponen en esta época son ultralivianos y funcionales, otros con elementos decorativos para lograr el efecto capa sobre capa, tejidos con efectos de transparencia y el tejido de punto.

La sensualidad y el romanticismo se vivirán a flor de piel en cuanto a la ropa íntima, ya que el encaje y las siluetas delicadas en prendas como el corset serán las protagonistas. Se destacan los estampados de pieles de animales, contrastes de color y diseños con influencias de épocas doradas de la elegancia como los años 50, 60 y 70. Las medias y ligueros serán prendas con mucho erotismo donde se verá un contraste de negro con tonos rojos y vinotintos que tendrán elementos decorativos de lujo. Regresará el bodie de líneas simples y minimalistas para darle confort a la mujer.

Los maxi vestidos, las chaquetas tipo “biker”, los vestidos y blusas con volumen en el cuello para destacarlo, y los suéteres y abrigos anchos que brindan calidez y protección al cuerpo serán un “must have” de la temporada que cualquier fashionista debe tener en su armario. Finalmente, en cuanto a complementos se presentará una tendencia hacia el equilibrio entre los accesorios futuristas y los de estilo étnico, en el que sobresalen cinturones delgados, accesorios en cuero y con apariencia rústica, bolsos muy estructurados, zapatos con plataformas y cinturones anchos con mezclas de diversos materiales. 

 

últimas noticias

Sobriedad: atuendos en la posesión presidencial

El cinturón: la clave para verte más delgada

Las 'Concept Stores' más imponentes de Bogotá