Más de la mitad de las imágenes de moda son retocadas

Así lo afimró la directora de la edición francesa de la revista  Vogue Emmanuelle Alt, quien agregó que en los últimos años el retoque no ha sido sólo para adelgazar a las modelos sino incluso para rellenarlas.
Más de la mitad de las imágenes de moda son retocadas

La directora de la edición francesa de Vogue, Emmanuelle Alt, explicó que "más de la mitad de las imágenes consumidas en el mundo de la moda están manipuladas", al referirse a los retoques digitales que las fotografías reciben antes de ser publicadas.Alt, en una entrevista publicada hoy por el vespertino "Le Monde", señaló que el proceso de edición digital "ofrece posibilidades infinitas" y que no existen límites al poder transformarse todo.Ante este panorama, la directora de la influyente revista de moda y belleza subrayó que estos métodos no han hecho más que "suprimir el encanto y el alma", por lo que abogó por devolver poco a poco "la verdad física" a su publicación.Alt reconoció que estamos viviendo una "una vuelta atrás", pues el deseo por acercarse a la realidad es cada vez mayor, aunque no podamos ver a "todo el mundo con todas sus arrugas y granos".De hecho, dijo que este año ha observado cómo "se rellena a las chicas, pues parecen muy delgadas, muy demacradas".Vogue París ha firmado una declaración, junto a otras ediciones internacionales de la revista, a favor de la promoción de una perspectiva más sana y equilibrada de la imagen del cuerpo en la industria de la moda.Las ediciones internacionales de la revista se suman así a una campaña lanzada en 2007 por Vogue en Estados Unidos, junto al Consejo de Diseñadores de Moda de ese país, para animar a la industria de la moda a compartir la responsabilidad de crear un entorno más saludable para las modelos.La directora de Vogue en Francia señaló que una modelo se expone a riesgos como el desarraigo, al separarse de su familia a edades tempranas, lo que puede conducirles al éxito o a la desestabilización

Temas relacionados

 

últimas noticias

Tres consejos para aprender a combinar tu ropa

Sobriedad: atuendos en la posesión presidencial