¿Cómo lucir como una auténtica parisina?

No es necesario haber nacido en París para tener el estilo de una parisina, asegura la diseñadora Inès de la Fressange, quien da las claves de cómo lucir elegante.
¿Cómo lucir como una auténtica parisina?

Tener una actitud "made in París" es más bien un estado de ánimo, subraya Inès de la Fressange en el prólogo de "La parisina", un libro editado en español por Grijalbo y en el que la antigua musa de de Karl Lagerfeld establece el credo de la parisiense perfecta. Un credo con seis puntos que se resumen en dos: la parisina nunca cae en la trampa de las tendencias -las deja reposar y las adapta- y siempre se divierte con la moda. La parisina estilosa huye de los conjuntos que "hacen juego", sabe combinar lo chic con lo barato; evita los destellos, ir cargada de joyas y parecer rica; y juega a ser una cazatalentos y descubrir marcas nuevas, sobre todo, si son creativas y asequibles. Las otras tres normas a las que nunca renuncia son a sentirse cómoda, a no dejarse influenciar por iconos de la moda -aunque admire en secreto a Jane Birkin y a Charlotte Gainsbourg- y a tomarse libertades con los dictados de la moda.

El secreto de tener estilo es sentirte bien con la ropa que llevas, sentencia Inès Marie Laetitia Églantine Isabelle de Seignard de la Fressange, nombre completo de la que fue el símbolo de Chanel en los años 80 y considerada una de las primeras modelos globales. Ilustrada con dibujos de la propia De la Fressange y fotografías, en muchas de las cuales posa su hija mayor, Nine d'Urso, su guía de estilo escrita en colaboración con la periodista Sophie Gachet va desde consejos sobre moda y belleza muy concretos hasta direcciones de tiendas y restaurantes de moda pasando por los sitios que ella frecuenta en París. Para vestir como una auténtica parisina, De la Fressange aconseja tener siete básicos en el armario: la chaqueta masculina, la gabardina, el jersey azul marino, la camiseta de algodón sin mangas, el inmortal vestido negro de líneas sencillas, los vaqueros y la cazadora de cuero. Siete magníficos que combinados con diversos complementos tienen la particularidad de crear las imágenes más diversas.

Así, por ejemplo, un "look" estrella, según De la Fressange, se obtiene combinando vaqueros blancos, un jersey de pico en azul marino, unas sandalias de tacón alto y una cazadora de cuero, mejor de napa marrón.

LA DIFERENCIA ESTÁ EN LOS COMPLEMENTOS. Dado que la parisina construye su "look" chic a partir de los básicos, su estilo se fundamenta en los accesorios, lo más difícil de comprar y lo que, en su opinión, más importa. Y empieza por los pies: los zapatos, sobre los que reflexiona que es mejor tener pocos a condición de que sean divinos y mantiene que es absolutamente falso que llevar tacones sea sexy. En el zapatero de una parisina hay sí o sí unas bailarinas, unas sandalias minimalistas, unos zapatos de tacón negros, unos mocasines y unas botas de jinete. Pero la imagen la da el bolso, uno de los elementos clave del glamour de la parisina, y como consejo: vale más ir con un capazo que una imitación y combinarlo con los zapatos, solo hasta los treinta, ya que después te echa diez años encima. Los básicos son el "tote", el de mano, tipo cartera, la bandolera y el capazo.

En cuanto a las joyas la consigna es no recargarse -nada de parecer un árbol de Navidad-, ya que la joya más bonita, dice De la Fressange, es la alianza de casada y los diamantes, si se tienen, mejor llevarlos con naturalidad las 24 horas de día. Pendientes antiguos, reloj de hombre, anillos de gemas de colores y brazalate completan el joyero ideal. Cómo vestirse para una cena en la ciudad, una velada con un novio potencial, un baile de etiqueta, un fin de semana en el campo, un cóctel o un viaje en avión son otras de las situaciones en las que la exmodelo echa mano de su experiencia para ayudar a las lectoras.

Sus reglas de oro son: no seguir jamás los convencionalismos, no parecer anodina nunca, no descuidarse jamás y encontrar siempre el accesorio que transformará la imagen Y para las "hiperfashion" que se acercan a los 50 o que los superan les recomienda que se olviden de las minifaldas y de los "microshorts", de los colores neón y de pieles y perlas. "Hay que saber cambiar de estilo cuando nos hacemos mayores", aconseja. En "La parisina" tampoco faltan los trucos de belleza. Cuidar el aspecto también es importante. Siempre se está mejor con un poco de maquillaje, pero nada de sobredosis. Y un consejo: "vale más pasar una hora durmiendo o haciendo el amor que ir al dermatólogo a que te inyecten Botox", dice De la Fressange, que para la casa también recomienda la máxima de "menos es más", con sencillez y colores claros éxito asegurado.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Tres consejos para aprender a combinar tu ropa

Sobriedad: atuendos en la posesión presidencial