Consejos para vestirse como una celebridad

Tener el armario de las estrellas es un sueño que está al alcance de todos los bolsillos. La clave está en combinar piezas clásicas con otras más actuales. Consejos muy útiles.
Consejos para vestirse como una celebridad

El vestido negro corto, la clásica gabardina o una rebeca de cachemir, son algunas de las prendas que podemos encontrar a precios razonables y convertir así nuestro armario en el de una auténtica "celebrity".

LA GABARDINA Y EL Little black dress 

La gabardina ha permanecido década tras década como un "must" del fondo de armario por su versatilidad, comodidad y pragmatismo. La más famosa es la que Thomas Burberry diseñó en 1914 para los oficiales del ejército inglés y que, desde entonces, ostenta la corona al mejor diseño.

Sarah Jessica Parker es, como buena neoyorquina, una fan de las gabardinas. Un abrigo que casa a la perfección con el estilo urbano de la Gran Manzana y que también se han embutido sus compañeras de Sexo en Nueva York.

También son habituales Meryl Streep, que la eligió para su papel en "Kramer contra Kramer"; Michelle Pfeiffer y Demi Moore. Para Caroline Cox, profesora de historia de la moda y exdirectora de estudios en el Longon College of Fashion, esta pieza es el primer básico que una mujer debe tener en su armario ya que "refuerza la personalidad".

En su manual sobre estilo y glamour "La belleza no tiene edad" da una serie de consejos para llevarla adecuadamente: no abrochar el cinturón, sino atarlo, y poner las solapas bien cruzadas. Otro de los imprescindibles de todo armario que se precie es el vestido corto negro, conocido por el acrónimo de LBD (Little Black Dress), una prenda que tiene un alto poder camaleónico: hace más estilizada, y sirve tanto para una alfombra roja como para un cóctel formal. Son adictas al LBD, Resse Whiterspoon, Penélope Cruz y Jackie Kennedy, que se lo ponía día y noche.

Para Grace Coddington, la segunda de Anna Wintour en Vogue Estados Unidos, es necesario tener uno siempre a mano, porque "jamás te eclipsa, y siempre deja que sea la mujer la que decida su protagonismo". La camisa blanca y el Channel.

Pocas cosas aportan tanto sexappeal a una mujer como el corte masculino e impoluto de una camisa blanca. ¿Quién se ha podido olvidar de la impactante llegada de Rania de Jordania a la boda de los príncipes de Asturias con una camisa blanca y falda de Givenchy? ¿Y a Sharon Stone en la gala de los Oscar de 2009? La camisa blanca es una prenda que, combinada con picardía, puede dar un toque de sofisticación y originalidad al más sencillo de los looks. Del mismo modo sucede con otro de los "must" de cualquier fondo de armario, como es el vestido tipo Channel, que las jóvenes roban ahora a sus madres para combinarlo con vaqueros.

Diseñado en 1954, está compuesto por una chaqueta sin cuello, falda a juego y botones dorados, mientras que el tejido es una especial mezcla de punto y tweed. Aunque el original es "descaradamente" caro, según Cox, marcas como Mark&Spencer veden convincentes imitaciones de calidad a precios más que aceptables. El pantalón ancho. Katerine Hepburn era asidua a los pantalones anchos porque sabía que era una prenda que, bien llevada, ayuda a estilizar la figura y aporta un toque de masculinidad.

La experta en moda señala que es necesario evitar la cremallera frontal y saber elegir el tipo de zapatos que lo acompañan. Penélope Cruz tiene muchos trajes de chaqueta-pantalón ancho que utiliza para eventos más informales de presentaciones de películas. Como un precioso conjunto rojo que utilizó en 2009 durante la presentación de "Los abrazos rotos" en Londres y uno blanco durante la comida de nominados de los Oscar el mismo año. Hace mucho que las firma de moda "lowcost" como Zara o H&M incluyen en todas sus colecciones este tipo de pantalón.

Cox aconseja probarse muchos modelos hasta dar con el acertado, y evitar las cinturas estrechas que provocan los horribles michelines. Otros imprescindibles del armario de ayer y hoy son la falda al bies, de la que son fan Anna Wintour y Catalina Middleton; el vestido ancho, que sientan a la perfección a Heidi Klum o la rebeca de cachemira, que pusieron de moda Grace Kelly y Jackie Kennedy. El look de estas estrellas y celebrities nos demuestra que para evitar el "no tengo nada que ponerme" frente al armario, es imprescindible ser sincero con lo que a cada uno le sienta bien. Y ser conscientes de que no hace falta tener la figura de Sofía Vergara, sino simplemente saber escoger las prendas adecuadas. Celia Sierra.

 

últimas noticias

Tres consejos para aprender a combinar tu ropa