Moda gótica, la tendencia del momento

Sobre el color negro se asienta el nuevo espíritu gótico, una tendencia que confía en el romanticismo de los encajes, en el poderío y la dureza del cuero y en la suavidad del terciopelo.
Moda gótica, la tendencia del momento

Por lo general, las tendencias no nacen por capricho sino que, temporada tras temporada, se van perfilando a partir de pequeños apuntes. Alzacuellos, levitas, capas y el clásico y siempre elegante tono negro son los principales pilares en los que se sustenta esta mística propuesta.Si revisamos la historia, se descubre que el nuevo estilo gótico nació en el Reino Unido en la década de los setenta a raíz de un movimiento cultural que bebía los vientos por la literatura y el cine de terror, eso sí envuelto en un halo romántico. Con la intención de diferenciarse del resto, esta nueva tribu urbana creó su propia estética con diseños que presentaban reminiscencias del Renacimiento y de la elegante época victoriana. El color negro,  el cuero, las transparencias y los encajes fueron sus mejores aliados.Junto a los tejidos se perfiló un maquillaje atrevido que envolvía el rostro en una pátina blanca y realzaban la mirada con grandes trazos de lápiz negro y sellaban los labios con un tenebroso a la par que impactante rojo burdeos.Y precisamente, en esa estética las grandes agujas del momento se han inspirado para crear sus colecciones, propuestas que confían plenamente en el poder del cuero y del terciopelo para resucitar a una “femme fatale”.A la hora de escoge prendas góticasLa estética gótica también llamada “vamp” se ha instalado en las pasarelas y también en los escaparates, por obra y gusto de  firmas de la talla de Gucci, Versace o Bottega Veneta, empresas que han apostado por colecciones que nacen por el estudio del cuero, de los colores oscuros, de las calaveras, las cruces y el maquillaje dramático.El diseñador francés Jean Paul Gaultier ha sacado a la luz una colección muy atractiva, que combina la estética gótica con el estilo “dandy”, propuestas que mezclan materiales conómicos con otros más sofisticados, como el terciopelo. La italiana Donatella Versace hace una versión muy femenina y original de la estética gótica, gracias al cuero y al terciopelo, tejidos que se aderezan con cristales, lentejuelas y pedrería en forma de cruz, una colección que invita a sumergirse en el lado más oscuro de la moda actual.Romántico y cálido es el gótico que presenta Maria Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli  para la firma Valentino. Los diseñadores han recurrido a la sutileza de las transparencias y la dulzura de los encajes para confeccionar prendas de gran personalidad y fuerza, como una impecable capa.Antes de despedirse de Yves Saint Laurent, Stefano Pilati dejo lista una colección para este invierno bañada en negro y aderezada con una buena dosis de color burdeos, en la que sobresalen los hombros marcados y la cintura ceñida, patrones presentes en la estética de los góticos.La colección de Gucci, creada por Frida Giannini, es sexy y atrevida, romántica y oscura, pero sin resultar tenebrosa. Patrones fluidos y decadentes dan vida a una estética gótica muy lujosa que apela a la sensualidad y la feminidad de la mujer.Muy “chic” resulta, en este repaso de propuestas "vamp", la de Ricardo Tisci para Givenchy, quien presenta patrones con siluetas rectas que miran al futuro. Pero en su fuero más interior los apuntes góticos están presentes. No hay más que observar las capas, capelinas y boleros que se  adornan con detalles de piel y con pinceladas de color para hacerlos más siniestros.