La casa de Greta exhibe su propuesta de moda en París

La casa de Greta dirigida por la diseñadora Laura Laurens es la única colombiana invitada a la feria de moda prêt-a-porter  Who's Next  que se desarrolló esta semana en París.
La casa de Greta exhibe su propuesta de moda en París

Who´s Next  (¿Quién viene después?) es una de las ferias de moda prêt-a-porter más importantes y más grandes del mundo. El evento que inauguró en París el 19 de enero reunió 2000 marcas y acogió a más de 60.000 visitantes.La única diseñadora colombiana invitada este año es Laura Laurens que estará presente con su marca La Casa de Greta, un taller y boutique de moda bogotano en el que prima la elegancia sobre el lujo y  lo refinado sobre las modas del diseño. Su sello ha sido la creación de textiles y de líneas experimentales. “Buscamos siluetas  únicas y frescas, combinando capas de texturas inusuales y le apostamos a los colores y a los estampados arriesgados”, sentencia Laurens como una forma de abreviar sus intenciones en el diseño de moda. Las piezas son hechas a mano, muchas veces a la medida y la inspiración generalmente viene del estudio de las épocas para trazar en vestidos y blusas el paso del tiempo.La selección de Who´s Next responde a la investigación y al ojo abierto de varios agentes que tiene la feria repartidos por el mundo.  “Es importante el grado de exigencia en lo que ve el público. Nadie quiere perder tiempo. Por eso hay que seleccionar más que nunca”, explica Elodie Lavesvre, portavoz de la feria, que ha contado con un 22 por ciento de marcas nuevas. La Casa de Greta es una de ellas.Para la curaduría de esta feria Laurens se inspiró en las figuras de extraterrestres desde 1946 hasta hoy para crear la historia de Greta desde el espacio. La idea era buscar personajes del arte, de la literatura, de la música  y del cine relacionados con la vida extraterrestre.  Lo extraterrestre también está representado en el otro, considerado extraño y misterioso.  “Quise observar el lugar que existe entre la ropa y la piel, el lenguaje único que surge cuando usamos un vestido o un traje y nos enfrentamos a ese otro espacio: el  cotidiano”, confiesa Laurens. En esta colección, las formas son casi escultóricas, el exceso de tela permite piezas estructuradas y siluetas holgadas. “Utilizo conceptos aerodinámicos,  volúmenes generosos,  curvas dinámicas,  amplitud y confort con un especial énfasis en las mangas y una limpieza gráfica a través de los bloques de color”, explica esta diseñadora sobre su colección.  Esto lo logra con su visión de la estética, su mirada hacia el futuro y con el estilo de  sastrería que se realizaba en los años 40.  Una manera particular de usar el pasado en el futuro con una paleta cromática de plateados, dorados, chocolate, salmón y verde militar, tan propios de los colores del otoño.El resultado son prendas particulares y  cómodas hechas de sedas, lanas, tejidos y  estampadas con ilustraciones,  que evocan un glamour relajado.

 

últimas noticias

Tres consejos para aprender a combinar tu ropa

Sobriedad: atuendos en la posesión presidencial