Stephen Jones o el arte de crear sombreros

Autor de los sombreros de Madonna o de Lady Di, este británico es considerado uno de los diseñadores de sombreros más excéntricos en el mundo.
Stephen Jones o el arte de crear sombreros

Luego de tres décadas ideando surrealistas accesorios para cantantes, nobles y famosos de medio mundo, el sombrerero Stephen Jones se declara todavía apasionado por su trabajo, diseñar es "la aventura más alucinante", asegura, y aún más: "Nacemos desnudos, por lo que todo lo demás es moda".

Lady Di, Kylie Minogue, Madonna, Boy George, The Rolling Stones, Beyonce, Marilyn Manson y una larga lista de cabezas de renombre, han pasado por las manos de este diseñador de sombreros, que no por alcanzar la fama deja pasar un día sin trabajar con sus manos.

Y es que para él "absolutamente todo es moda", la ropa desde luego, pero también "la manera de hablar o la decoración", incluso el estado de ánimo: "¿Hoy te sientes rosa o negro, como un abrigo o como un zapato?", señala irónico Jones.

Convencido de que la sombrerería artesanal "no va a desaparecer, sino que vuelve", considera fundamental comprar trabajo artesanal frente al "made in China", aunque cueste más.

Por ejemplo, en España los productos "son más caros" porque incluyen costos con los que se pagan "las pensiones, las bajas de maternidad y la sanidad, y en China las cosas no son así", destaca.

"Ya tenemos muchas camisetas a dos euros, es más interesante comprar algo hecho a mano. Tenemos mucha suerte de ser europeos, porque la gente lo que quiere es justo eso, nuestra tradición", resalta un diseñador cuyos principales mercados son Gran Bretaña, Francia y Japón.

 

Sombrererista de clase mundial

Durante tres décadas Jones ha creado auténticas obras de arte, sombreros y tocados de corte surrealista y abstracto que han ingresado en las colecciones del Louvre, el MIT o el Victoria & Albert, y que ha presentado en los desfiles de Thierry Muggler, Jean-Paul Gaultier, John Galliano para Dior o Vivianne Westowood.

Con esta trayectoria como aval, el británico no duda en sentenciar que las dos mujeres que mejor han llevado sombreros han sido Marlene Dietrich en la película 'El diablo era mujer', donde utilizaba una amplia selección de sombreros españoles; y la Duquesa de Cambridge, Kate Middelton, que no solo "sabe elegirlos", sino que también los sabe llevar.

Asegura que todos sus clientes, famosos o no, son muy excéntricos, pero sus razones tienen, porque un sombrero "puede cambiar el 'look', y la personalidad" de manera determinante, aunque si tuviera que escoger a la más maniática, esta sería sin duda Madonna, "¿Por qué? Eso no lo puedo decir".

Reconoce que la mayoría de las cabezas son reticentes a ponerse sombrero, bien por vergüenza bien porque creen que no les sienta bien, en estos casos Jones aconseja: "Si quieres llevar un sombrero, prueba primero a hacerlo en casa, mientras friegas o limpias el polvo, incluso cuando alguien se prueba por primera vez unos vaqueros, se siente extraño".

"A veces la gente cree que no le quedan bien los sombreros, pero sólo hay que encontrar el modelo adecuado. Si tienes la cara ancha, lleva diseños asimétricos o alargados; y si tienes gafas, necesitas una estructura que se dirija hacia arriba y no hacia abajo", apostilla.

Asegura que lleva sombreros todos y cada uno de los días del año: "Si eres sombrerero tienes que llevarlo, si no es como decir que tu mundo no significa nada para ti".

 

 

últimas noticias

Tres consejos para aprender a combinar tu ropa

Sobriedad: atuendos en la posesión presidencial