Loren Barake, la mujer detrás del primer MBA de moda del país

Bajo la dirección de Loren Barake, Colombia tendrá su primer MBA especializado en moda, un sueño para muchos diseñadores locales. ¿Quién es ella? Conózcala.
Loren Barake, la mujer detrás del primer MBA de moda del país

Los ojos de algunos centros educativos internacionales están en los diseñadores nacionales para ofrecerles la opción de cortar telas, diseñar y construir su propio negocio de moda al mismo tiempo. Por esa razón, la diseñadora colombo-italiana Loren Barake decidió asumir el reto de dirigir el primer MBA de moda que se realiza en el país.

Loren inició su trayectoria al estudiar diseño de modas entre Barranquilla y París. Tiempo después, una maestría en Florencia (Italia) le generó más experiencia para darse cuenta que al país le faltaba impulso en el sector. De esa manera, regresó para trabajar en ello, y ha tenido éxito con su asesoría y diseño de manera personal y virtual por medio de su blog ‘Fashion Memoires'.

Todo esto fue clave fundamental para que ESDEN Business School, creador del MBA que comienza en agosto, dejara la dirección bajo su responsabilidad. “Llegaron a mí por mi blog’, luego se enteraron de mi trayectoria, conocimiento y experiencia en la industria local e internacional de la moda. Cumplí con lo que buscaban” comenta.  El objetivo principal para Loren y los demás encargados es capacitar a profesionales de moda para que dirijan con éxito y gestionen empresas de moda y belleza a nivel internacional gracias a los aportes de los expertos. “Somos muy diferentes porque es el primer MBA que entra al país en el sector moda”, agrega.  Además de la experiencia que podrá adquirirse en la maestría, estas son algunas pautas que, según Loren, los creadores colombianos deben conocer para triunfar en la especialidad: 1. Target: Toda la propuesta estética de la marca se debe pensar en proyectar esa creatividad. Debe existir un público, un segmento, un target definido al que se dirige la ropa, accesorio, zapato o producto en general. 2. El figurín: El nombre de un diseñador se construye paso a paso y para consolidarse debe crearse una estrategia para cada colección. Es importante escribir lo que se busca, por qué nace la nueva marca, qué necesidad del mercado va a responder y cómo ese diseñador será más que un creativo.  3. Diseño: Este es tal vez el punto más importante. Los diseñadores que quieran destacarse deben tener claro que sus creaciones deben ser una marca y, por ende, se debe crear una empresa de moda con sello personal. Para esto, se requiere el conocimiento, así como es importante el patronaje. La empresa necesita tener unas bases sólidas para generar rentabilidad y poder establecerse en el mercado. 4. Un must: Un proyecto bien administrado tiene que salir bien. Es necesario saber manejar la creatividad como un proyecto empresarial, en el que no solo cuenta con el talento sino que también con el conocimiento de finanzas, comunicación con el cliente y reputación o marketing digital. No es aparecer en la escena porque sí, es transmitirle al segmento que hay una nueva marca, un nuevo competidor, una nueva alternativa que aparte de ideas tenga estructura. 5. Tendencia: Es tan importante conocer los cortes y tendencias del momento, como saber para dónde va la empresa y en qué está. Consolidar un nombre se logra respondiendo a las necesidades y desafíos que brinda el mercado y para ello hay que estar preparado para decirle a la industria que un diseñador existe, no sólo por un modelo envidiable que desfilan sus clientes en la calle, sino que ese vestido o prenda está hecho por una empresa sólida que se destaca y compite en su segmento.  

 

últimas noticias

Tres consejos para aprender a combinar tu ropa