Sencillo y natural, así es Ángel Sánchez

/Mejor conocido como el arquitecto de la moda, el diseñador Ángel Sánchez visita Colombia con fines benéficos. CROMOS habló con él./
Sencillo y natural, así es Ángel Sánchez
Latino de corazón, tomó la decisión de partir de su natal Venezuela y llegar a New York persiguiendo el sueño de montar su taller en el corazón de la moda.  15 años desde su última visita al país, Sánchez regresa a Colombia para donar a la Fundación A la Rueda Rueda sus dos últimas colecciones, Otoño 2013 y Novias 2014.  ¿Por qué decide donar sus colecciones a los niños de la Región Caribe? Yo siempre hago un desfile anual y trato que sea a beneficio de una fundación que me llame la atención y conocí a Vivi Barguil de Sarmiento, - quien dirige la fundación - en N.Y. a través de amigos y ella me explicó lo que intentaba hacer con los niños de provincia. “Bueno yo te puedo ayudar, vamos a llevar mi colección” le dije. Ella estaba sorprendida y me preguntó acerca de las condiciones “¡ninguna!, simplemente que hagamos un buen show. Esa es mi única condición”.  Estoy feliz, porque se marca la idea de que la moda puede tener una razón social. Además estoy feliz por mi regreso a Bogotá.Quería hacer este regreso de la mano de una fundación. ¿En qué se inspiran ambas colecciones? La primera que sale a la pasarela es mi colección Otoño 2013, inspirada en la mujer, en su misterio, y su sensualidad. Para mí la mujer es como la noche, siempre difícil de entender, sorprendente, sensual, enigmática.  Parece como una película oscura, con resplandores dorados y misteriosos. Es una colección suntuosa y elegante, pero no suntuosa de una manera obvia. Esta colección la presenté en el marco del Fashion Week de N.Y. en la que predominan los tonos oro y plata y por supuesto, el negro y alguno que otro violeta.  Luego viene una colección sacada del horno, calientita. Mi colección de novias que presenté en N.Y. el lunes pasado. Es mi regreso al romance. Es curioso, porque en las revistas dicen que volví a mis raíces. Allí trabajo mucho en la delicadeza de los materiales, muy etérea, mucho detalle, flores cortadas a mano, muy clásica pero contemporánea a la vez. Es quizás la colección más romántica que yo he hecho en los últimos 5 años. He estado bien contento y la traigo idéntica. ¿Cómo percibe la moda colombiana? La moda colombiana yo la conocía un poco más cuando venía a Colombia hace 15 años. Inclusive tuve el privilegio de compartir  pasarela con nombres que yo quiero volver a ver… amigos que yo hice acá como  Hernán Zajar, Silvia Tcherassi, Angelito Yañez, Amelia Toro. Pero estoy casi seguro que durante estos 15 años han nacido talentos colombianos que quisiera descubrir.  Además quiero ver al que ganó la primera edición de Proyect Runaway, donde yo estaba de jurado, que es Jorge Duque. Él representa para mí la moda colombiana, la nueva moda colombiana. De él me sorprendió su apego a las raíces colombianas.  Jorge nos atrapó no sólo por la calidad en sus diseños, sino por la parte humana, se ganó el corazón de los espectadores y de los jurados. ¿En un mundo que va en constante evolución y ya que usted no diseña prendas ready to wear (prendas para usar en cualquier ocasión), en qué se basa para vestir a las mujeres? Yo soy en eso muy nostálgico, de la vieja guardia, chapado a la antigua. Me encanta como la mujer se transforma para la noche, con su vestuario y su maquillaje.  El vínculo entre el día y la noche, ha dejado a la mujer en otro nivel pues ella ha perdido esa manera de sorprender. Imagínate… entiendo la necesidad de la mujer profesional y ejecutiva. Pero yo creo que la mujer siempre tiene que ganar espacio para que en una noche se dedique a regresar a su casa luego de la oficina, y se transforme para la noche, sorprender a su marido, a sus amigos… ¿me entiendes? Hay que darle a esa mujer espacio, a ella yo le dedico mi trabajo. Ahora, hay que entender que sí estoy interesado en hacer ready to wear, de hecho muy interesado en explorar la moda de día, la moda de hombre inclusive, y que la moda sea más democrática y accesible para la mujer. Es uno de mis proyectos a la vuelta de la esquina. ¿Por qué elige modelos sin implantes? (risas) Es paradójico y contradictorio. Para mí como diseñador, la mujer se pone implantes fuera de su proporción y yo diseño bajo proporciones ideales… dicen por ahí que yo diseño para anoréxicas y eso es mentira.  Yo diseño para una mujer femenina, con sus curvas, pero esas exageraciones desafinan y pecan en lo vulgar.  Yo diseño para los desfiles pensando en modelos internacionales.  Para mí una modelo no debería ponerse implantes. Uno de los requisitos del modelaje internacional debería ser no tener implantes. Además que mis vestidos no caben en las mujeres con grandes implantes. Yo no estoy pidiendo nada que no debe ser. ¿Cuál ha sido su logro más grande? Mi mayor logro ha sido salir de mi zona de confort y establecerme en una ciudad como N.Y. tan competitiva y mantenerme allí. Ya llevo 15 años  y mis colecciones han sido exitosas.  No te voy a negar que haya sido una etapa dura, pues en mi  país tenía mucho éxito y renunciar a esa comodidad fue un reto. Pero tener hoy en día mi taller y abrir cada mañana las puertas… eso me llena de orgullo. ¿Y por qué de arquitecto a diseñador de modas? Tiene mucho que ver mi mamá (risas). Ella es la responsable, es la mejor costurera del mundo, verla transformar un trozo de tela en un vestido me llamó la atención desde chico.  Nunca pensé que fuera mi oficio. La arquitectura la estudié, la disfruté y me cree para ser el mejor arquitecto del mundo y todo lo que soy como creativo se lo debo a la arquitectura,  pues esta carrera educa el ojo. ¿Cómo percibe la moda latinoamericana? La moda que yo encontraba acá en Colombia o Venezuela en los años en que yo empecé tenía mucha efervescencia creativa. El latino es un muy buen diseñador para trajes de gran ocasión: galas, alfombras rojas, reinados de belleza.  El diseñador latino es fantástico para el drama. Es una fortaleza de la moda lationamericana.  Tenemos algo de chachachá. A mí me ha costado mucho perder este chachachá. De hecho, uno identifica el diseño latino. No estoy de acuerdo con el exceso de piel, algo característico de la moda latina. ¿Quién ha sido su referente de moda? Mi primer referente de moda fue un libro de Balenciaga, con él aprendí todo. Fue mi biblia. Aprendí las lecciones básicas de moda. Igualmente Christian Lacroix y Valentino. Carolina Herrera y Oscar de la Renta, ellos son lo que yo quiero ser: estables y fieles a sus principios. Mis nortes. 5 cosas que la gente no sabe de Ángel Sánchez Me la pones difícil (Risas). - Bailo muy bien salsa. - Tiendo la cama todas las mañanas, no salgo de mi casa sin hacerlo. - Me encanta el silencio, soy hombre de campo. - Me encanta un bolero. - Soy disléxico.  Y no sé hablar inglés sino leo los labios (risas).