La crisis económica no afecta a Kate Moss

En el año 2012 las ganancias la rebelde modelo se han triplicado gracias a sus jugosos contratos.  
La crisis económica no afecta a Kate Moss

El ejercicio fiscal comprendido entre octubre de 2011 y octubre de 2012 le reportó a la supermodelo británica la astronómica cifra de 18 millones de dólares  en ganancias, una cantidad tres veces mayor que la que percibió el año anterior.

 

Su fortuna viene de diferentes contratos, encontrándose a la cabeza de sus negocios más lucrativos la empresa Tilly Church, que le reportó 12.4 millones de dólares y en segundo lugar Skate LLP, con 5.9 millones de dólares de beneficios, según informó el periódico The Telegraph apoyándose en el estudio realizado por Companies House.

Pero además de sus distintos negocios, Moss sigue firmando contratos millonarios con marcas de cosmética como Rimmel, para la que lleva siendo imagen desde hace 10 años, o firmas de moda como Mango, Rag & Bone y Dior Addict, a cuyas campañas prestó su imagen en 2012. 

Precisamente fue el año pasado el más rentable para Kate, quien sacó su propia línea de pintalabios para Rimmel, además de participar en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres.

Este año será aún más productivo, batiendo por segundo año consecutivo su récord de ingresos. Parte de esta hazaña se debe a la exitosa marca de accesorios para smartphones que lanzó recientemente y a las campañas de Versace, Givenchy, Matchless y St. Tropez.

De esta forma, Kate se ha convertido en una de las pocas modelos que han mantenido una continuidad en el trabajo a lo largo de su carrera, a pesar de sus escándalos con las drogas.

 

 

últimas noticias

Tres consejos para aprender a combinar tu ropa

Sobriedad: atuendos en la posesión presidencial