Kika Rocha se prepara para elegir a la próxima top model colombiana

La experta en moda y belleza regresa a la televisión como jurado de la segunda temporada de Colombia´s Next Top Model. 
Kika Rocha se prepara para elegir a la próxima top model colombiana

Luego de que la primera temporada del formato gringo creado por la supermodelo y empresaria Tyra Banks llegara a nuestro país el año pasado, el público quedó con ganas de conocer más acerca del mundo del modelaje, por eso Colombia´s Next Top Model regresa más cargado de moda y drama fashionistas. 

«Este año el programa será mucho más íntimo, más cercano a las experiencias de las participantes. Además los retos vendrán llenos de emoción; vamos a llevar la moda a diferentes partes de Colombia» dijo Kika. 

Para muchos, la versión colombiana de America´s Next Top Model podría no ser más que una simple copia, «nuestras pruebas se inspiran en el formato de Tyra, la diferencia está en que tendremos un capítulo del programa todas las noches en casa, y eso brinda al público la posibilidad de conocer mucho más a las modelos, sus emociones y vivencias, logrando así un vínculo entre el televidente y las participantes».

Y, ¿por qué inyectar una buena dosis de moda a nuestro país? La pregunta podría parecer absurda; sin embargo, «el programa, aparte de tener diversión y entretenimiento, educa a la gente acerca del mundo del modelaje, sus implicaciones y la dura realidad que enfrentan las modelos» porque, si bien es cierto, las pasarelas colombianas manejan un concepto muy diferente al de las pasarelas internacionales. «La gente confunde a una reina de belleza con una modelo», expresó Rocha.

Precisamente la idea de brindarle al televidente una mirada muchísimo más íntima al mundo del modelaje permite que los colombianos entiendan que esta profesión es complicada. Ser modelo implica «someterse a una vida ajetreada y estricta. Ellas deben estar dispuestas a cualquier cambio de look», por lo que «las niñas deben tener esa versatilidad para cambiar, deben mantener un excelente estado físico» y siempre ser conscientes de que «el modelaje es un camino difícil de conquistar». 

2

Kika Rocha junto al equipo de Colombia´s Next Top Model (primera temporada)

Foto: Cortesía Kika Rocha

Una de las ventajas del programa es que durante el proceso las niñas pueden descubrir que el modelaje no es lo suyo; tal vez descubran que son buenas presentadoras o actrices. «Las modelos tienen una capacidad de transformación increíble como lo podría tener una gran actriz; cada foto y cada pasarela es un papel que deben interpretar» y así cada una encuentra su vocación. 

Las convocatorias para la segunda edición ya terminaron y el casting fue maravilloso, según Kika, quien espera «ver representantes de todas las regiones del país, todos los colores y sabores» para así descubrir talentos de cualquier rincón de Colombia. 

Este año se espera motivar a las modelos participantes con «premios fascinantes», además de que los diseñadores y fotógrafos tendrán la posibilidad de interactuar directamente con ellas. 

En cuanto a la función de los jurados, Kika expresa que «no tenemos acceso a esas emociones, a las vivencias de las modelos, a sus experiencias. Nosotros calificamos el talento, el desempeño en las pruebas, porque si yo pudiera involucrarme con ellas, perdería mi objetividad. Aquí buscamos a una verdadera modelo: esa es nuestra labor».

A pesar de que las críticas a las niñas son frías y duras, los comentarios «aportan», porque la idea de los jurados es crear supermodelos «maduras, sofisticadas, con clase y elegancia», más cuando las finalistas se convierten en Chicas Águila, «pero no las que estamos acostumbrados a ver los colombianos. Estas chicas son estilizadas, sensuales y maravillosas, sin necesidad de ser voluptuosas, exageradas y vulgares».

«La gente no se imaginó enamorarse con este mundo de sueños, crudo y estricto. Si los televidentes piensan que nosotros como jurados somos estrictos, en la vida real el nivel de exigencia es mil veces mayor», basta con ver las grandes pasarelas internacionales y saber que, sin exigencia, cualquier modelo fracasaría. 

En ciudades como Nueva York o París las modelos son completas, cumplen con cualquier requisito exigido por el diseñador. «Hay que ver una Karlie Kloss, ella se come las pasarelas y aparte se ve fantástica en cualquier editorial de moda» y esto es lo que busca Colombia´s Next Top Model, una chica que sepa verse bien en cualquier escenario.

«Nosotros, los jurados, damos nuestra opinión, pero es finalmente el televidente quien escoge», concluyó la experta.