El problema de Dasha Zhukova y su fotografía racista

La novia de Abramovich desató una lluvia de críticas en la red por una fotografía, publicada en el blog "Buro 24/7", en la está sentada sobre una mujer negra semidesnuda.
El problema de Dasha Zhukova y su fotografía racista

La foto se publicó el Día de Martin Luther King, uno de los símbolos de la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos en Estados Unidos y por tal razón, La Organización para la Liberación de la Mujer tildó a Zhukova de racista.

Frente a toda esta tormenta mediática, Zhukova no tuvo más remedio que disculparse: «Rechazo totalmente el racismo y quería pedir disculpas a todos los que se hayan podido sentir ofendidos por la imagen, que ha sido sacada de contexto», dijo.

 

Dasha-Zhukova_MDSIMA20140121_0197_35 Foto tomada de: ABC.es  La foto fue utilizada como ilustración a una entrevista que hizo el blog a Zhukova.

 

 

Pero, ¿quién es Dasha Zhukova?  Su primera gran aparición fue de película: una calurosa tarde de junio irrumpió en Venecia un gigantesco yate con bandera inglesa y helicóptero abordo. Ahí iba ella, Dasha Zhukova, una escultural rusa de 24 años, que acababa de terminar un noviazgo de dos años con el tenista Marat Safin, junto a su nueva conquista, el multimillonario Roman Abramovich. La escena confirmó el rumor de los medios sensacionalistas acerca de que una modelo veinteañera había desbaratado el hogar del dueño del Chelsea con Irina Malandina, su segunda esposa y con quien tenía cinco hijos. 

 

Era verano de 2008, y apenas dos meses atrás se había confirmado en los tribunales el divorcio de Abramovich e Irina. Nunca se supo cuánto tuvo que pagarle él a su ex para que firmara, pero no es difícil pensar que fueron varios millones de dólares, teniendo en cuenta que los escándalos mediáticos del millonario cuarentón y la joven modelo ya habían hecho agua esta unión desde 2006.

 

FBL-ENG-PR-CHELSEA-MAN-CITY

Dasha se conoció con su actual esposo, Roman Abramovich en Barcelona. Fue en febrero de 2005 durante un partido de la Champions League entre el Chelsie y el Barça.

 

Esta rocambolesca aparición sirvió para que la nueva pareja formalizara ante el mundo su unión. Pero también significó para Dasha su irrupción al mundo del jet set internacional. Hasta ese momento solo se sabía que era una estudiante de homeopatía, con una interesante hoja familiar: Su papá, Alexander Zhukov, un magnate que hizo su fortuna en la Rusia poscomunista a base de petróleo, acero e inversiones en la banca, que obtuvo la nacionalidad británica luego de cumplir una pena de seis años de cárcel en Turín por contrabando de armas. Su mamá, Elena Zhukova,  una química física que se separó y tomó mejores rumbos experimentando con la fotografía en Estados Unidos.

 

Quizá tal combinación llevó a Dasha a alternar sus estudios de medicina con el negocio de la moda. Se asoció con la hija de otro millonario ruso, Cristina Tang, para sacar una línea de pantalones y pronto pusieron almacenes en las mejores calles de París, Londres y Los Ángeles. Hay quienes dicen que estos negocios los sostiene el millonario Abramovich, quien ocupa el número 50 en la lista de Forbes, con una fortuna de 11.200 millones de dólares. 

 

1

La revista Art Review la incluyó recientemente en su lista de las 100 personas más influyentes en el mundo de la moda.

 

Pero tal vez Dasha no haya necesitado tanto empuje de su esposo. Quienes la rodean aseguran que esta jovencita ha construido su imagen de empresaria y que no gusta que la llamen ‘esposa de’. A pesar de que no estudió Historia del Arte, encontró en este mundo la forma de desplegar su potencial para hacer negocios. Fundó Garage, un Centro de Arte Contemporáneo en Moscú, que ha ganado prestigio desde que lo inauguró Amy Winehouse y al que le ha colgado Garage Magazine, una publicación que es extensión del museo y en la que fusiona sus dos pasiones, el arte y la moda.

 

Han sido famosas las colaboraciones con editores como el británico Damien Hirst, polémico artista conocido por vender las obras más caras del planeta; la editora de moda italiana Giovanna Battaglia; Vanessa Traina, asesora y directora creativa de The Line (taller virtual de modas); o Julian Schnabel, aclamado director de cine y criticado artista plástico, que aun así exhibe sus obras en los mejores museos del mundo. De ese calibre son sus publicaciones en Garage Magazine.

 

Y así como se mueve con soltura en la élite del arte, lo hace con la moda. Dashia es invitada de primera línea en las principales pasarelas del mundo y se ha codeado con lo más selecto del modelaje, el diseño y las casas de moda. Es amiga de compatriotas suyas como Natalia Vodianova o Natasha Poly o diseñadores como Stella McCartney, Marc Jacobs o Miuccia Prada.

 

Vive en Londres con su esposo y sus dos hijos, pero se mueve constantemente a Moscú y Nueva York. El diario El País de España la calificó como «la gran imagen del estilo elegante y clásico de la gélida Rusia, sin renunciar a extravagantes piezas que combina a la perfección». Y hablando de ella, el periódico consultó a Larry Gagosian, galerista y comisario de arte americano, quien dijo: «Dasha es responsable de colocar a Rusia en el mapa internacional del arte».

 

Y para no perder el estilo, su última gran aparición en los medios se dio con ocasión de su cumpleaños, al que asistieron  más de 300 personas de la música, el arte y la moda, a bordo de uno de los excéntricos yates de su marido y con la actuación de su amiga Lady Gaga.

 

Fotos: página oficial en Facebook de Dasha Zhukova / EFE / AFP

 

 

últimas noticias

Tres consejos para aprender a combinar tu ropa