Jorge Duque, un autodidacta con mucho estilo

Este manizalita, que ya había ganado el concurso Project Runway Latin America, se llevó el premio a Diseñador revelación. Moda con el alma.
Jorge Duque, un autodidacta con mucho estilo

Es fisioterapeuta de profesión pero su verdadera pasión es el diseño de modas. Por eso, en 2003 dejó su carrera para perseguir su sueño. Aprendió a coser haciéndoles ropa a sus amigos y, desde ese momento, emprendió un largo camino hacia el éxito. Al principio trabajó como asistente de fotografía, como vestuarista y como director de arte, pero se encontró en un laberinto sin salida. Lo único que tenía claro era que quería crear ropa. Así que tomó la decisión de abrir su taller, DuqueVélez, en Bogotá. La pregunta acerca de cuál sería su rumbo como creativo lo llevó a probar suerte en la primera temporada del reality show Project Runway Latin America, en 2010.

Llegó a Buenos Aires, ciudad donde se grabó el programa, para competir con otros 15 participantes. La diferencia entre él y sus colegas era sencilla: él era autodidacta, no había estudiado nada relacionado con moda. Hasta ese momento, todo lo que sabía lo había aprendido fuera de la academia. De niño, pasaba horas viendo cómo las máquinas de coser «transformaban» las telas en ropa. Paradójicamente, no ser profesional en el área fue lo que cautivó a los jurados de Project Runway: Ángel Sánchez, diseñador venezolano; Claudia Pandolfo, productora de moda argentina; y Rebecca de Alba, modelo y presentadora mexicana. La forma en que Duque interpreta la moda y juega con ella fue su punto a favor, además de la recursividad para lograr cada reto.

«Nunca renuncié a lo que soy. En cada prueba ponía alma y corazón», señala Jorge. Para él, esta experiencia fue única y el trampolín para definir su destino. Sin embargo, la presión a la que son sometidos los concursantes fue difícil de manejar. «Si tú no controlas las emociones y si no sabes cuál es tu camino, pierdes. Y pierdes todo», agrega. Su colección La belleza perversa, creada basándose en figuras precolombinas abstractas, le dio el primer puesto en el show.

Pero no todo su conocimiento lo adquirió a punta de coserle ropa a sus amigos. Jorge se preparó –y aún lo hace– leyendo, investigando, observando. Así como se considera autodidacta, cree que «sin la pasión y el amor por lo que haces, nada se logra».

Ser el ganador del programa más importante de moda en Latinoamérica le abrió puertas. «No es fácil hacerte camino en el mundo de la moda. Entrar es difícil, pero mantenerte, mucho más», dice Jorge. Y de qué manera se abrió paso. Duque se presentó por primera vez en Colombiamoda 2011, apenas un año después de su victoria en el reality. Las expectativas del público colombiano por conocer la propuesta de Jorge eran altas. Deslumbró con su colección primavera-verano 2012, Fractus, inspirada en la geometría, con la que rescató la paleta de tonalidades básicas para hacerlas protagonistas. Las líneas geométricas que dibujan el cuerpo femenino resultaron en siluetas hermosas y sensuales, saturadas de color. Esta muestra fue la prueba de la madurez de Jorge como diseñador y de la evolución de su taller.

Duque continuó trabajando duro y sin descanso. En 2012 se unió a Artesanías de Colombia para crear una colección que reinterpretó las artesanías de las comunidades, presentada en Expoartesanías. También diseñó los vestidos para el lanzamiento en Colombia de la línea de bolsos de Paris Hilton (2013) y cerró un contrato con la firma mexicana Pineda Covalin (2013).

Evidentemente su carrera iba creciendo rápidamente. Y eso que uno de los logros más importantes estaba a punto de ocurrir: la producción de Project Runway Latin América lo contactó. Había sido elegido para ser el mentor durante la tercera temporada del programa, papel que desempeñó anteriormente el diseñador argentino Mariano Toledo.

Jorge D.

Gala en Cadaqués, la más reciente colección del colombiano presentada en Cali Exposhow 2013.

Las grabaciones del programa se realizaban en México, pero Jorge no se quedó todo el tiempo en tierras aztecas. A medida que el programa avanzaba, preparó Gala en Cadaqués, su más reciente colección, presentada el pasado octubre en el marco de Cali Exposhow 2013. Si sus diseños ya venían seduciendo a los conocedores de moda, esta propuesta fue el último escalón para consolidarse como uno de las grandes revelaciones de la moda colombiana. Impecable, femenina, seductora y muy chic, esta colección deslumbró al público. Cada detalle fue cuidado y creado para transmitir la esencia de su inspiración: «Gala, esposa y musa de Salvador Dalí, una mujer misteriosa e intuitiva». Gala en Cadaqués le significó llevarse el trofeo en la categoría de Diseñador revelación en los Premios Cromos de la Moda 2013.

«Claramente, ganar Project Runway me ayudó mucho; gracias al programa me di a conocer. Pero de nada sirve tener un premio adornando la mesa de noche. Si no le pones el alma, pierdes el rumbo. Todo es posible si sabes a dónde ir y cómo llegar», concluye Jorge.