El diseñador colombiano Mauricio Esquenazi enamora a Sports Illustrated

Ha logrado también llamar la atención de la revista Cosmopolitan y ambas publicaciones eligieron vestidos de baño de su firma Peixoto para protagonizar sus editoriales. 
El diseñador colombiano Mauricio Esquenazi enamora a Sports Illustrated

«Este año enviamos unas sesenta muestras a Sports Illustrated, y de esas, una salió», dijo Esquenazi a Efe desde sus oficinas de Miami.

El colombiano reconoció que desde que presentó su marca Peixoto ha estado enviando muestras a la revista con el sueño de poder aparecer en la famosa edición de trajes de baños que en febrero de cada año publica Sports Illustrated con las modelos más hermosas del mundo. 

El diseño elegido para esta ocasión fue el traje de baño de una pieza llamado Flamingo, de color rosa y que forma parte de su colección Mystic Treasures. La modelo encargada de lucirlo fue la rubia de figura voluptuosa Kate Upton, que saltó a la fama en 2011 cuando fue elegida por la misma revista como la modelo novata del año.

Esquenazi opinó que para esta ocasión optó por enviar una colección que muestra las raíces culturales de su país. «Decidí echarme para atrás y buscar inspiración en el arte precolombino, que es tan interesante en Colombia».

Inspirado en la colección precolombina que vio en el Museo del Oro de Bogotá, el diseñador creó unas cuarenta piezas que van desde los colores blanco, negro y rojo hasta estampados de colores vivos. Mauricio logró también que otro de sus diseños fuera escogido para la portada de la edición de abril de la revista femenina Cosmopolitan. En esta ocasión fue Khloe Kardashian la que aparecerá en la revista con un traje de baño entero de color negro.

 

Khloe

La popular estrella televisiva Khloé Kardashian protagoniza la portada de Cosmopolitan llevando un de los enterizos de escote profundo de Esquenazi.

 

El diseñador reconoce que su base y experiencia en los negocios fue vital para emprender su línea de traje de baños Peixoto, porque una de las claves, más allá de diseñar, era preguntar siempre al comprador.

«Constantemente estoy hablando y preguntando a las mujeres sobre qué les gusta y cómo se sienten cómodas», explicó el diseñador, quien además estudió costura con «una señora cubana en Kendall», ciudad aledaña a Miami.

A ello le suma la perspectiva masculina: «Desde el punto de vista de un hombre, yo diseño pensando qué es lo que en mis ojos se ve sexy y que, al mismo tiempo, no revele mucho».

Y reconoció que «al hombre, al final del día, cuando está buscando pareja, no quiere que esté exhibiéndolo todo». 

 

últimas noticias