Bettina Sptiz recreó el mundo marino en su ropa

La diseñadora se inspiró en el mar para elaborar su colección Otoño invierno. Plumas, sedas y lentejuelas fueron algunos de los materiales que utilizó Sptiz.

Una relajada melodía enmarcó la pasarela de Bettina Sptiz, quien jugó con sonidos e imágenes pausadas para recrear la tranquilidad del fondo marino.

La intención de la diseñadora era lograr una puesta en escena que simulara un viaje a las profundidades del mar, “donde predomina el negro, pero encuentras todos esos colores fosforescentes que se producen ahí abajo, donde pasa de todo, desde volcanes a corrientes marinas”.

Esa oscuridad de lo desconocido se plasmó en la mayoría de combinaciones, desde largas chaquetas hasta largos pantalones y faldas, que al mismo tiempo se combinaban con verdes, granates, blancos y azules.

Por simular los efectos del agua, Bettina Spitz utilizó largas prendas en seda pura, cuyos lentos y suaves movimientos chocaban con la pesadez de otras prendas que imitan texturas en formas de corales, algas y escamas, creando una mezcla de materiales para que “todo fuera de la mano”.

Lanas viscosas, puras sedas, lycras, lentejuelas y plumas fueron los tejidos que la diseñadora exhibió en sus propuestas. Esa amalgama de tejidos hizo que faldas, chaquetas, pantalones, blusas y vestidos aparecieran en ocasiones con formas fluidas, lisas e infladas, mientras que en otras se convertían en rellenos y tiras en pura seda, lanas y lentejuelas, con estampados, colores chillones y pedrería, para evocar la riqueza de la flora y fauna marina.

 

últimas noticias

Tres consejos para aprender a combinar tu ropa

Sobriedad: atuendos en la posesión presidencial