La joyería colombiana no deja de brillar en tiempos de pandemia

Noticias destacadas de Moda

La diseñadora de joyas Ana Carolina Valencia nos cuenta cómo se reinventa en estos tiempos de pandemia. Aunque no ha sido una tarea fácil, recalca que, mientras se tenga la capacidad de permitir volar nuestra imaginación podemos encontrar inspiración en todo lo que nos rodea para crear.

Ana Carolina lleva 15 años vinculada al mundo de la moda y la joyería, pero solo hace ocho años comenzó con el diseño, fabricación y comercialización de piezas contemporánea compuesta por dos componentes poderosos, la filigrana y la palma de iraca, las cuales son el principal sustento de muchos artesanos en diversas regiones de Colombia, quienes se encargan paso a paso de todo el proceso de producción, desde el cultivo de la palma, extracción de fibras naturales, secado, teñido y tejido de las piezas.

Ha estado en ferias nacionales e internacionales y fue invitada por la ONU a mostrar su colección dentro del marco de la conferencia sobre mujeres empresarias “Nosotros los pueblos buscando juntos soluciones globales a los problemas globales”. Convirtiéndose en una embajadora del talento colombiano en el exterior.

“Empecé a indagar con materiales y procesos más elaborados y finos, lo que me llevó a buscar artesanos y expertos joyeros para desarrollar piezas de joyería contemporánea, utilizando diversas técnicas, hasta que descubrí la filigrana y me enamoré de esta maravillosa técnica de joyería ancestral”, comenta la diseñadora de joyas.

Puedes leer: Multan a marca de ropa australiana por ofrecer prendas “antivirus”

Sus joyas están elaboradas en hilos de bronce y bañadas en oro de 24k, sus colecciones tienen piezas artesanales elaboradas en palma de Iraca, así como esmeraldas colombianas en bruto y otras piedras naturales como agathas, cuarzos y nácar, en algunas ocasiones usa cristales, resinas y perlas de swaroski.

Admite que la moda le ha enseñado a crecer como empresaria, confirmando que la creatividad, constancia, perseverancia y resiliencia han sido claves en el largo camino hacia la consolidación. Sin embargo, en estos tiempos de pandemia la palabra reinventarse toma más fuerza.

“Esta situación claramente ha afectado el nivel de ventas y producción. Hay tiendas que permanecen cerradas desde que inició la cuarentena y aún no saben cuándo van a abrir. Otras han tomado la decisión de cerrar definitivamente. Muchas ordenes al por mayor fueron canceladas por cuenta de la situación actual”, comenta Valencia.

Puedes leer: Iris Apfel, icono de la moda a los 99 años

Como otros negocios, ella sigue fortaleciendo sus canales de ventas directos a través de redes sociales y tienda online. “La creatividad es una virtud que va de la mano con la imaginación. Mientras tengamos esa capacidad de permitir volar nuestra imaginación podemos encontrar inspiración en todo lo que nos rodea para crear y crecer”, dice Ana Carolina.

La diseñadora manifiesta que en estos tiempos de incertidumbre el empresario está enfrentando múltiples cambios en el comportamiento del consumidor. “No solo estamos frente a un consumidor más exigente e informado sino también frente a un consumidor que fue obligado a modificar sus hábitos y canales de compra, por lo que la industria de la moda está obligada a satisfacer esa nueva necesidad”.

La sostenibilidad entorno al medio ambiente, prácticas responsables acordes a la situación actual, están otorgando mayor valor a las marcas. “La industria de la moda se está transformando a la par de dichas necesidades y conceptos. Decimos no al fast fashion porque el consumo inteligente está cobrando aún más relevancia en tiempos de pandemia”.

En cuanto al hábito del nuevo consumidor, Valencia manifiesta: “El empresario de moda y joyería debe responder a ese llamado fortaleciendo las ventas online, dándole un empujón que creo yo, es una maravillosa oportunidad en estos tiempos”.

Según Ana, los cambios actuales no han transformado el ADN de la marca, por el contrario, la han llevado a destacarse aún más en el mercado, al proponer piezas versátiles y atemporales.

Para las nuevas generaciones, la diseñadora y emprendedora les aconseja a quienes quieren ser independientes tener claro su propósito y trabajar siempre con disciplina y mucha pasión.

Comparte en redes: