Una ñoña muy sexy

Un estilo clásico siempre queda muy bien para ir a trabajar. 
Una ñoña muy sexy

Colores pasteles, medias y tacones son la combinación perfecta para lucir como una niña buena, además puede ser muy útil para el trabajo.

La pinta del día es muy sencilla una camisa semitransparente, color menta, una falda plisada nude y unos tacones del mismo color, que producen el efecto de alargar las piernas, esta pinta es ideal con unas medias color piel.  

Temas relacionados

 

últimas noticias

Los hábitos matutinos de la gente exitosa

Cajas de sorpresas