Largos y claros

El mejor color para el verano siempre será el blanco o el hueso.
Largos y claros

El blanco no es solo para el día de la boda, es un color espectacular que bajo una figura esbelta lucirá de ataque, especialmente si se lleva en un clima cálido.

Nuestra pinta del día es un vestido blanco hueso de manga larga, cuello alto y una falda larga, la modelo lo acompaña con unas sandalias altas y un bolso dorado. El blanco es un color de mucho cuidado ya que se ensucia muy fácil.

Este traje es ideal para la noche o para almuerzos bajo el sol.

Temas relacionados