París acoge los desfiles de moda masculina en plena movilización de los chalecos amarillos

Después de las citas de Londres y Milán, la capital francesa celebra hasta el domingo un total de 56 desfiles de otoño-invierno, entre los que destacan además firmas como Dior, Louis Vuitton y Vetements.

Foto: AFP

En plena movilización de los "chalecos amarillos", París abrió este martes con firmas ascendentes la Semana de la Moda masculina, que estará marcada por la presentación de la primera línea masculina de Celine, de la mano de Hedi Slimane.

Después de las citas de Londres y Milán, la capital francesa celebra hasta el domingo un total de 56 desfiles de otoño-invierno, entre los que destacan además firmas como Dior, Louis Vuitton y Vetements. 

Loewe hombre debuta en la pasarela

Varios desfiles, como los de Thom Browne y Andrea Crews, están previstos el sábado, día en que desde mediados de noviembre se manifiestan los "chalecos amarillos" para protestar contra las políticas del gobierno, alterando la actividad de París y provocando en ocasiones destrozos, incluidos contra tiendas de lujo.

Sin precisar los motivos, Dior reprogramó su desfile previsto ese día al viernes. Otros como Thom Browne, Namacheko y Sacai cambiaron la hora. En cambio, la española Loewe, que solía organizar presentaciones de sus colecciones masculinas en su sede parisina, anunció su primer desfile en esta Semana.

La Federación francesa de la Alta Costura y de la Moda, organizadora de este evento que atrae a celebridades y buena parte de representantes del sector, se limitó a decir que trabaja "con las firmas y las autoridades para que los pases se celebren en las mejores condiciones".

Después del juego de sillas

Durante la Semana, las miradas estarán puestas en los diseñadores que estrenaron hace poco sus puestos, tras una temporada marcada por un juego de sillas al frente de las direcciones artísticas.

Después de su controvertido arranque al frente de Celine, Slimane presentará oficialmente el domingo la primera línea masculina de la marca francesa Celine, si bien ya incluyó algunas prendas en su desfile de la Semana de la Moda femenina en septiembre.

Para la mujer, el emblemático diseñador francés recuperó las siluetas filiformes y rockeras con las que revolucionó la moda en los años 2000, cosa que aplaudieron sus seguidores pero que fue muy criticada por buena parte de los fans de Celine, apegados al estilo chic-deportivo de su predecesora, la británica Phoebe Philo.

Abloh, Jones y Van Assche, en primera línea

Otra estrella del momento, Virgil Abloh, exasesor de Kanye West, presentará el jueves su segunda colección para Louis Vuitton hombre y la víspera lo hará para su propia marca Off-White.

También el británico Kim Jones sellará su segundo pase para Dior hombre. Su predecesor, Kris Van Assche, se estrenará en Berluti.

A las celebérrimas firmas se sumarán marcas que desfilan por primera vez en París, como el artista y DJ estadounidense Heron Preston, que ha trabajado con Nike, Off-White y la NASA, y que abrió la Semana este martes.

El amarillo reflectante, de moda

Este también excolaborador de Kanye West, que abrió este martes los desfiles masculinos, apostó por los colores flúo como el naranja y el amarillo, que se llevan como "total look", de la cabeza a los pies, o bien como destellos de prendas oscuras. 

En su desfile, marcadamente "streetwear" y "workwear", los modelos avanzaron por la pasarela tras pasar por supuestos pórticos de seguridad y "escanear" sus bolsos.

Por el amarillo también apostó la firma china Sankuanz, que presentó una colección de estilo motero, en el que predominan las chaquetas y anoraks con bandas reflectantes de ese color.

El hombre ya no solo lleva un bolso, sino varios. Colgado a la espalda, de este complemento "nacen" otros más pequeños, suficientes para hacer la maleta para un fin de semana. 

Algunos modelos, que lucen manos metálicas, se acercan a un posible escenario futuro en el que el hombre se fusiona con el robot.

En cambio, el japonés Fumito Ganryu, otro recién llegado al calendario oficial parisino con su segunda colección en solitario, abrió su desfile con un modelo ataviado con un conjunto de pantalón deportivo y sudadera con capucha desfilando lentamente, como si meditara, al ritmo del sonido de gotas de agua.

Los colores --blanco, arena, gris, negro-- son puros y los pantalones muy largos, de 7/8, dejando al descubierto finos tobillos rodeados de un lazo con un pompón.

El israelí Hed Mayner apuesta por el mismo sentimiento de protección y de evasión, con cuellos vueltos y anoraks XXL. Los colores son naturales y cálidos, y los hombres caminan con los pies desnudos bajo el canto de los pájaros.

Los pases masculinos --aunque muchos de ellos ya son mixtos--, serán seguidos de los de la alta costura, entre el 21 y el 24 de enero.