Prestigiosa escuela de moda de NYC se disculpó por desfile racista

El hecho ocurrió el pasado 7 de febrero en la Semana de la moda de Nueva York en el desfile del Fashion Institute of Technology. Además, hacemos un repaso de otras marcas que han sido señaladas por el mismo tema.

Prestigiosa escuela de moda de NYC se disculpó por desfile racista
Fotos: Getty.

El Fashion Institute of Technology (FIT), reconocida escuela de moda de Nueva York, pidió disculpas tras un desfile en el cual las modelos llevaban prótesis de grandes labios rojos, orejas y cejas espesas, consideradas racistas.

La presidenta del FIT, Joyce Brown, dijo que investigaba el uso de los accesorios en el desfile que fue parte de la Semana de la Moda de Nueva York. "No fue intención del diseñador hacer comentarios sobre la raza, pero es totalmente claro ahora que ese ha sido el resultado. Por eso pedimos perdón a aquellos que participaron en el show, a los estudiantes, y a cualquiera que haya sido ofendido por lo que vio", expresó en un comunicado enviado a la agencia AFP.

 
 

Los comentarios sobre el desfile alcanzaron los titulares en diferentes medios luego de que la modelo afroestadounidense Amy Lefevre, de 25 años, contara al diario New York Post que se negó a usar las prótesis porque, según expresó: "me sentía increíblemente incómoda por tener que usar estas piezas que eran claramente racistas, además que recibí como respuesta que estaba bien sentirse incómodo por solo 45 segundos". Lefevre, quien ha modelado durante cuatro años en diferentes pasarelas, también comentó que nos es ajena a la intolerancia dentro de la industria, pero que nunca antes había vivido una situación así en una feria de moda. 

“Estaba literalmente temblando. No pude controlar mis emociones. Todo mi cuerpo estaba temblando. Nunca me había sentido así en mi vida - dijo - las personas de color están luchando demasiado en el 2020 para que los promotores no hayan examinado y aprobado los accesorios para los espectáculos". Finalmente desfiló sin llevar las orejas o los labios sintéticos que provenían de juguetes sexuales. 

En un comunicado publicado en Instagram, Jonathan Kyle Farmer, director del programa de moda a cargo del desfile, pidió perdón directamente a Lefevre.

Esta problemática costumbre de ennegrecerse la cara se remonta a 1830, a los shows de trovadores, cuando actores blancos se pintaban el rostro con tinta para lustrar zapatos o maquillaje teatral, y se exageraban los labios.

Otras marcas que también han pedido disculpas por racismo

A inicios de este mes, la casa italiana Prada se comprometió a adoptar medidas para luchar contra el racismo y promover la diversidad luego de la indignación causada por las estatuillas de mono que colocó en su vitrina de SoHo a fines de 2018. Comercializados en la colección Pradamalia, una serie de objetos inspirados en el universo Prada, estas pequeñas estatuillas debían representar monos. Te puede interesar: Prada promete luchar contra el racismo tras escándalo por estatuillas de monos

Pero muchos vieron en ellas inmediatamente un parecido con el personaje ficticio Sambo, un niño negro representado en Estados Unidos con trazos caricaturescos, sobre todo labios rojos exageradamente carnosos. Frente a la polémica, Prada retiró los objetos de la venta y pidió disculpas. Aseguró que: "nunca fue la intención lastimar a nadie. Nos horroriza toda forma de racismo y de imágenes racistas", según informaron por medio de un tuit.

En febrero del año pasado, la firma italiana Gucci causó indignación cuando se hizo viral en Instagram una imagen de un sueter negro manga larga y cuello de tortuga con unos labios grandes rojos pintados en la doblez del cuello. Este diseño provocó que celebridades afroamericanas como 50 Cent y Spike Lee expresaran su indigación y bloquearan la marca, a lo que Gucci tuvo que disculparse públicamente y retirar el producto del mercado.

Por su parte, Dolce & Gabbana también fue señalado en 2018 por un video publicitario en el que se burlaban de una mujer china por comer con dificultad platos italianos de gran tamaño con palillos. Como consecuencia, modelos de la marca se negaron a acudir al desfile que tenían en Shanghái (China) al sentirse ofendidas por parte de la marca y por los presuntos mensajes privados que salieron a la luz del cofundador de la firma, Stefano Gabbana, en los que se refería con despecio al país asiático: "un país de mierda", "ignorante" y que "apesta a mafia". 

Aunque, a través de las redes sociales, Gabbana expresó que le habían hackeado su cuenta de Instagram, sin embargo, les tocó cancelar el desfile previsto. Mientras tanto, la actriz china Dilraba Dilmurat, embajadora de la marca y quien aparecía en los videos publicitarios, eliminó todas las publicaciones relacionadas con la marca poniendo así fin a su relación comercial.

905811

2020-02-22T09:00:00-05:00

article

2020-02-22T12:39:07-05:00

[email protected]

cromos

Redacción Cromos

Moda

Prestigiosa escuela de moda de NYC se disculpó por desfile racista

67

6900

6967