Una oda a la diversidad, el debut de Virgil Abloh en Louis Vuitton

Noticias destacadas de Moda

Al finalizar el desfile, en el marco de la Semana de la Moda de París, Abloh se dirigió al rapero Kanye West, a quien considera su mentor, se abrazaron y lloraron de emoción.

Virgil Abloh y Kanye West se abrazaron y lloraron de emoción este jueves en París, en el primer desfile de Abloh como director artístico de Louis Vuitton hombre, convertido en una oda a la diversidad.

Una galaxia de estrellas asistió al pase en los elegantes jardines del Palacio Real: Rihanna, el rapero ASAP Rocky y Kim Kardashian - quien no había sido vista en público en París desde el robo que sufrió en la capital francesa a fines de 2016 - y su esposo Kanye West, con quien el diseñador estadounidense trabajó como consejero artístico.

El estilo hip hop y callejero que caracteriza al diseñador se hizo sentir: pantalones anchos, camisetas transparentes que se llevan con cadenas alrededor del cuello, parkas XXL. Pero el emblemático logo de Louis Vuitton renunció a ser extremadamente visible para tener una presencia discreta, pese a que Abloh suele priorizar la identidad visual de la marca Off-White.

Así, el "LV" apareció de forma puntuada, tono sobre tono, en un traje o en bolsos.

No a la formalidad

"Rebélense contra lo que es formal y encorsetado", exhortó Abloh, quien en vez de seguir la clásica trayectoria de una escuela de moda, se diplomó en ingeniería y arquitectura en Estados Unidos. "Ustedes también lo pueden lograr", dijo el diseñador en Instagram, dirigiéndose a sus 2,3 millones de seguidores, en su mayoría millenials.

El diseñador también publicó un mapamundi indicando los lugares en los que nacieron los modelos de su desfile, así como sus padres. Una diversidad "esencial" para el pase, que Abloh vinculó con el "ADN viajero" de la firma.

Las maletas ocuparon un lugar central en la colección: grandes maletas blancas de piel decoradas con cadenas, bolsos transparentes iridiscentes. Las prendas y los bolsos en ocasiones forman una unidad; los chalecos con cremalleras y bolsillos voluminosos se llevan por encima de las camisas.

Abloh ya había desfilado la víspera en la Semana de la Moda de París con su marca Off-White, referente de la cultura callejera y abundante en tenis y suéters. Su logo es fácilmente reconocible, con bandas oblicuas negras y blancas, y sus colaboraciones, fructuosas, como con Nike, Jimmy Choo, Moncler y próximamente con Ikea.

Comparte en redes: