¿Victoria's Secret se podrá reinventar después de cambiar de dueños?

La marca de lencería atraviesa una crisis que obligó a sus propietarios a venderla. Sin un 'plan b' a la vista, se espera que la multinacional pueda renovarse en tiempos del movimiento 'Me too'.

En 2017 el desfile registró 3,37 de rating, su índice más bajo en la televisión estadounidense.EFE

Una enseñanza deja uno de los capítulos finales de la marca Victoria's Secret: siempre hay que desconfiar de la perfección. Para los amantes de la moda, el desfile de las modelos aladas era lo más cercano a la divinidad. Desde 1995 el momento en que rubias, negras y mestizas caminaban por la pasarela era uno de los más esperados del año por los televidentes estadounidenses.

Ser un ángel de Victoria Secret aseguraba años de oportunidades en la industria de la moda y del entretenimiento. Por el lado del público, verlas deambular en diminutas prendas era un ritual obligado con un único objetivo: deleitarse con la belleza de horas en el gimnasio y dietas extremas.

Retomo la idea del principio: la perfección esconde secretos. A las críticas de colectivos feministas a la marca por perpetuar la cosificación de la mujer, se sumó una reciente investigación del periódico The New York Times titulada 'Ángeles' en el infierno: la cultura de la misoginia dentro de Victoria's Secret, que reveló lo que por años se sospechó en los pasillos de las ferias de moda: los sacrificios de las modelos para ser ángeles, las denuncias de acoso sexual  y la perenne actitud machista de sus directivos.

Los ángeles del cielo no pudieron salvar el Victoria's Secret Fashion Show, cuya lencería han lucido Tyra Banks, Alessandra Ambrosio, Gisele Bundchen, Heidi Klum, entre otras supermodelos.

Cambio de dueños

Se abre un nuevo capítulo en la historia de Victoria's Secret, conocida por su desaparecido desfile de moda ultra sexy: su empresa matriz, L Brands, quedó bajo el control del fondo Sycamore Partners por unos 1.100 millones de dólares.

Su presidente Lex Wexner, de 82 años, dejará sus funciones después de la transacción, pero permanecerá en el consejo de administración. Wexner fundó L Brands en 1963 y compró Victoria's Secret en 1982 por un millón de dólares.

Wexner estuvo recientemente en el centro de la polémica por sus lazos con el financista neoyorquino Jeffrey Epstein, quien murió en prisión tras ser acusado de múltiples agresiones sexuales a niñas menores de edad, así como por acusaciones de sexismo al interior de la compañía.

La marca Victoria's Secret también ha sido criticada por su falta de diversidad y por promover la imagen de una "mujer-objeto".

Por más de 20 años realizó uno de los desfiles de moda más exitosos del mundo, pero en noviembre de 2019 tuvo que cancelarlo en medio de problemas económicos y polémicas ligadas a la era del #MeToo, el movimiento contra el acoso sexual que comenzó en las redes sociales.

La decisión se dio tras un progresivo derrumbe de audiencia del desfile, que comenzó en 1995 y fue difundido en el mundo entero. 

A pesar de los recientes cambios en su administración, la compañía no ha logrado repuntar y sus ventas siguen cayendo.  

906296

2020-02-25T10:39:43-05:00

article

2020-02-25T10:56:23-05:00

ctorres_250930

cromos

Redacción Cromos con información de AFP

Moda

¿Victoria's Secret se podrá reinventar después de cambiar de dueños?

73

3314

3387