Para tener un anillo de compromiso necesitas menos pesos de lo que imaginas

Que la búsqueda no se convierta en un dolor de cabeza. Pensar en el gusto de la pareja y evitar sobreactuarse al momento de elegir el diseño puede ser un punto de partida. Entrevistamos a tres personas conocedoras del tema.

Getty Images

La unión libre es una figura dejará a un lado la parafernalia del matrimonio, quizás en un borde, y a muchas parejas nos ahorrará millones de pesos, fotos y tiempo que se pueden dedicar a la intimidad o a un viaje soñado.

Pero también debemos estar preparados para que la parafernalia del matrimonio gane el pulso. Yo sueño con estar en unión libre con mi pareja hasta que nos dure el amor, no tener que recurrir a un planeador de bodas ni tener que hacer investigaciones para organizar el matrimonio y la fiesta.

No hay nada que me moleste más que sacar de mi bolsillo (y de mis ahorros) para ofrecer una rumba inolvidable, en la que mis familiares y amigos la pasarán bien. Sí, qué chévere eso, pero nunca con mis recursos y mucho menos con los de mis padres.

Sin embargo, cuando el agua llega al cuello y es inminente entrar en gastos, tras años de hacerle el quite al matrimonio, definitivamente hay que arreglárselas lo mejor posible para seguir con la austeridad y el bajo perfil.

Lo he hablado con mi pareja. Ella me dice que no quiere boda, pero reconoce que se muere porque le dé un anillo de compromiso. Cada que pone el tema sobre la mesa, agarra el anillo de las llaves de la casa para simular que tiene uno. Lo exhibe delante de mí y yo me río nervioso, preguntándome ¿de dónde voy a sacar un anillo de compromiso?

Consultando se puede llegar a cualquier dirección. Me tocó agachar la cabeza y hacer inteligencia con joyeros y conocidos que ya están casados.

En mi caso, es clave saber cuántos ceros lleva un anillo de compromiso, saber el material y, finalmente, saber detalles de diseño.

Aquí van algunas pistas para que hombres y mujeres como yo, que están perdidos, vean una luz venir desde arriba mientras estamos en el fondo del mar:

Alfredo Restrepo, gerente de Joyería Intercontinental

¿Por dónde empezar a la hora de elegir un anillo de compromiso? Primero necesitas tener la talla de la novia, puedes tomar prestado un anillo de ella o de un cómplice como su madre o hermana. Luego es clave elegir la piedra que lo va a acompañar, por ejemplo el diamante es tradicional y significa la fusión que se vuelve indestructible, evoca la unión que es para siempre.

¿Un anillo de compromiso es sinónimo de muchos ceros? No, el precio se puede ajustar al presupuesto de cada cliente. Hay variedad de materiales y piedras. Se recomienda que sea oro por la conexión y comunicación que genera entre las parejas.

¿Qué debe caracterizar un anillo de compromiso? la personalidad de la novia, su delicadeza, su feminidad y su exclusividad.

¿En qué materiales debe estar hecho? En oro en sus tonalidades amarillo, blanco y rosa. El oro tiene una característica especial y es la conexión que genera entre las personas.

 

Sergio Morales, casado.

¿Cómo arrancó el proceso de búsqueda de anillo de compromiso?

Arrancó con 12 meses de anticipación a la propuesta, el hermano de un amigo estaba estudiando diseño de joyas en Europa y me pareció la persona indicada para hacer el anillo de compromiso. Todo empezó con un chat proponiéndole que lo diseñara y él aceptó con la condición de que tenía que esperar a que terminara sus estudios y llegara a Bogotá. Aproveché ese tiempo para ahorrar. El presupuesto lo tenía claro, me guié por los precios que había oído de mis amigos y conocidos. 

Mi pareja en algún momento había expresado que a ella no le importaba el costo del anillo, incluso decía que con uno de coco quedaba feliz. Eso me ayudó a pensar más en un diseño hecho especialmente para ella.

¿Se puede disfrutar la búsqueda de un anillo?

El proceso lo disfruté, infortunadamente no podía compartir nada con mi novia. Después de darle las indicaciones el diseñador, él me envió por correo electrónico el diseño del anillo. No hice ajuste alguno, entendió a la perfección lo que quería. Al poco tiempo él me dijo que va a comprar el diamante, un diamante que encajara perfecto con el diseño. Recuerdo que me entregó el certificado del diamante con una cantidad de características que yo no conocía. Aprendí de la claridad, la escala de color y pureza. Todo indicaba que era un diamante pequeño, pero fino.

 

Liesel Moog, diseñadora y creadora de Despertar Joyería

¿En cuál de las dos manos se lleva el anillo de compromiso?

Más que la mano, es importante llevarla en el dedo anular, porque tiene la vena amoris, que está conectada al corazón.

¿Qué recomienda a los hombres a la hora de pensar en el anillo de compromiso?

Normalmente se busca oro para este tipo de anillos. Les diría que piensen por un momento en qué los inspira, que le dediquen tiempo a pensar en lo que gusta tanto a ella como ellos. Como diseñadora, yo trato de romper con lo tradicional, esa es mi tarea. Le doy valor a las piedras semipreciosas como el cuarzo rosa y la amatista, a ambos los programo para el amor. Cada anillo es único en diseño y en concepción, las piedras van acompañadas con diamantes que pueden ir alrededor o donde diga la persona.

Explique la programación que usted hace en Despertar Joyería

Soy experta en terapia con ángeles, sanación con cristales, Hendai Reiki Ho, sanación genética cósmica y joyería vibracional. Cada piedra pasa por un proceso de cristalización, de limpieza. Yo garantizo materiales, son completamente originales y el diseño se trabaja de la mano del novio.  

¿Cuánto puede valer un anillo de compromiso?

En oro, con piedras semipreciosas y diamantes, el valor puede oscilar entre un millón y tres millones de pesos.