Pablo Hermoso de Mendoza

En una pausa de su entrenamiento en la plaza de toros de Santamaría en Bogotá, el mejor rejoneador del mundo nos contó cómo le hace el quite a las tristezas y disfruta de la vida.
Pablo Hermoso de Mendoza

> Su mejor faena.

Tener mis tres hijos.

> ¿Por cuál puerta grandesueña salir?

Por la de la honradez. Jugar sin ventajas y ser derecho en la vida es uno de los valores fundamentales.

> El mejor piropo que le han dicho.

Cuando alguien me ha dicho que le he hecho emocionar, que he conseguido sacar sus lágrimas.

> Lo mejor de su profesión.

El caballo. Es un ser que te entrega su vida, no te pone condiciones y además no tiene cambios de humor.

> Su mejor caballo.

Cagancho y Chenel. He dejado volar mis pensamientos y ellos los ejecutan en la plaza.

> Un ídolo de infancia.

Charles Chaplin.

> ¿Cómo le gusta que le digan?

En mi barrio me llaman “Pablín”. No me gusta que me traten como a un ídolo.

> Un maestro.

Manuel Vidrié.

> ¿Cuándo fue la última vez que lloró?

Ahora soy de lágrima fácil. Pero confieso que después de un desengaño pasé casi cinco años que no era capaz de llorar.

> ¿Cuántas horas duerme la noche antes de una corrida?

El miedo nunca me ha quitado el sueño. En cambio, la noche siguiente a una corrida como la de Bogotá es imposible dormir… Te quedas con ganas de hablar, de contarlo.

> ¿Cuál es su mejor suerte?

La felicidad la tengo a ratos, pero la salud me ha acompañado siempre.

> ¿Qué es lo que más trabajo

le cuesta hacer?

Ir a fiestas sociales. No me gusta ser el centro de atracción y creo que los otros siempre se divierten más.

> Una cita por cumplir.

La que he pospuesto muchas veces con mi familia, de viajar con ellos y conocer el mundo desde otro prisma.

> ¿A qué lugar iría con ellos?

A Machu Picchu. Se los tengo prometido.

> ¿En qué lugar del mundosueña torear?

Ahora mismo en mi casa. Allí es donde me gustaría disfrutar.

> Un recuerdo de Navarra.

Mi calle, la Calle de la Rúa. Es antigua, empedrada y en pleno camino de Santiago.

> ¿Quién lo adiestra?

Cuando todo el mundo te adula, vuelves a tu casa y te ponen los pies en el suelo.

> ¿Cuál es su estado de ánimo actual?

Llevo varios días con la sensación de que estoy vigente. He tomado un aire fresco.

> ¿Es tan buen bailarín como jinete?

He bailado poco porque soy muy vergonzoso, pero me gusta.

> Una canción para bailar.

Contigo, de Joaquín Sabina.

> ¿En qué es aprendiz?

Siempre aprendo. La persona cuando deja de aprender, muere.

> ¿En qué es experto?

En mi mundo profesional. Conozco del caballo, de sus reacciones, de cómo manejarlo.

> ¿Cuál es el peor consejoque le han dado?

“Vende el caballo y agarra el dinero”.

> ¿Qué cosas tiene en el bolsillo?

Muy pocas. El teléfono, que detesto, y un poco de dinero por lo que pueda pasar.

> Un dinero bien gastado.

Algo que nunca he contado. El dinero que he usado para ayudar a mis amigos en situaciones difíciles.

> ¿Quién es el amor de su vida?

Miren Tardienta Araiz, mi mujer.

¿De qué lo han indultado?

De los estudios. Era como ir a una cárcel... No todos tenemos que ser abogados ni doctores.

¿A quién le reza?

Me hice devoto de la Virgen de Guadalupe, en México.

¿Tiene algún ritual?

Antes que salga el toro, toco las dos orejas de mi caballo, beso una medalla y recuerdo a mi familia.

¿Dónde está su fortaleza?

En mi inseguridad. Eso me hace fuerte, porque nunca me abandono y no dejo las cosas al azar.

¿Le han puesto los cuernos?

No lo sé... ¡Y mejor no saberlo!

¿Cuál sería el plato de su última cena?

La menestra de verduras.

¿De qué material está hecho?

De más hueso que de carne.

¿Qué piensa desus imitadores?

Como dice el refrán:“Tus imitadores serán las vÍctimas de tus defectos”.  

Temas relacionados