Adolfo Domínguez: "Nos vestimos para que nos quieran"

El diseñador español, quien abrió un almacén en Bogotá, será el gran invitado del Círculo de la Moda. Antes de su desfile, que inaugurará el certamen el próximo 13 de abril, nos reveló cómo está vestida su alma.
Adolfo Domínguez: "Nos vestimos para que nos quieran"

> Un color ideal.

El del lino, sin tintes ni acabados.  El color de la yerba en agosto.

> Lo mejor de ser gallego.

El paisaje.

> Una musa.

Tengo cuatro y viven conmigo: mi mujer y mis hijas.

> ¿Qué le hace falta a su casa?

Nada, la rodea la naturaleza.

> ¿Qué colecciona?

Los cuadros de mi hija.

> ¿Cuál es su estación preferida?

La primavera.

¿Qué talla prefiere?

¿Hay que preferir una?

> ¿Qué prenda le falta a su ropero?

Una camisa de cuello duro, no la uso jamás.

> ¿Y cuál le sobra?

De eso me deshice en los 80, cuando empecé.

> ¿Qué es lo bello de la arruga?

Que resultas chic sin tener que planchar. Y además no emites CO².

> Una textura.

El lino, el cachemir del trópico.

> Un accesorio imprescindible para la mujer.

El bolso, sin él no sé dónde meterían tantas cosas.

> ¿Qué teme de la vejez?

Nada. Y de la muerte tampoco. Es pasar al otro lado de la ecuación, volver a las estrellas.

> ¿Qué quería ser cuando niño?

Quería ser mayor.

> Una meta.

Que el ruiseñor siga viniendo a pasar los veranos a la finca en la que vivo.

> ¿Verde hasta dónde?

Hasta la médula.

¿Colombia por qué?

Porque es un paisaje desmesurado.

> ¿Qué le gusta que le regalen?

Me gusta regalar orquídeas blancas con tiesto para que duren más.

> Si tuviera que cambiar algo de usted, ¿qué sería?

Volver a empezar y estudiar física, contesta las grandes preguntas.

> Una prenda que jamás se pondría.

Me pongo poco la corbata.

> ¿Qué es lo mejor de los españoles?

La lengua que compartimos con ustedes.

> Un deporte.

La natación. Nadar me coloca. También practico yoga.

> Una lección de vida.

El fuego lo reduce todo a cenizas.

> ¿Ante quién se confiesa?

Antes de dormir, cuando releo un pensamiento de Marco Aurelio.

> ¿Qué libro está leyendo?

Tengo en la mesilla Meditaciones, de Marco Aurelio, y siempre un libro de física, hoy El enigma cuántico.

> ¿Con qué clase de ropa duerme?

Con camiseta.

> ¿En qué lugar del mundo le gustaría ver sus diseños?

En las calles.

> ¿Qué lo conmueve?

Los Cañones del Sil, en Ourense. O vuestros Andes.

> ¿Qué perfume usa?

Bambú, de Adolfo Domínguez.

> ¿Qué es lo que más admira de una mujer?

La inteligencia.

> Un accesorio imprescindible para el hombre.

Unas zapatillas con suela de esparto. Son tan cómodas y frescas.

> Una canción para bailar.

Summertime, de Billie Holiday.

> Una película para volver a ver.

La doble vida de Verónica, de Krzysztof Kieslowski.

> ¿Qué locura ha hecho por amor?

Pretender que una mujer me aguante.

¿Qué es la belleza?

Un don. A los 15 tienes el rostro que te ha dado la vida. A los 40 tienes el rostro que tú te has hecho. A mí me interesa más lo segundo.

Un personaje a quien le gustaría diseñarle.

A la amante de Voltaire, madame de Chatelet.

La mujer mejor vestida del mundo.

Audrey Hepburn. Era el estilo personificado.

¿Qué es lo que más le fastidia de los demás?

La maldad, es vulgar. Ser un bicho es fácil, lo difícil es ser bueno.

Un amor platónico.

Meryl Streep en África mía.

Un diseñador para toda la vida.

Balenciaga. Y de los contemporáneos,Alber Elbaz para Lanvin.

Una modelo.

Un modelo, Jon Kortajarena.

¿Para qué sirve la moda?

Para seducir. Nos vestimos para que nos quieran.