William Shatner, la estrella que no se apaga

El popular capitán Kirk de Viaje a las estrellas, cumplió 80 años y sigue vigente. En un mundo donde los mayores no tienen mucho trabajo, este actor se relanzó el año pasado, exitosamente, con una comedia.
William Shatner, la estrella que no se apaga

A William Shatner lo único que le falta es teletransportarse, como lo hacía en Viaje a las estrellas. A sus 80 años, el legendario capitán Kirk ha hecho de todo y sigue tan vigente como en la época en comandó la nave Enterprise. Su trayectoria hace pensar que él cumplirá la ley de los actores de morir en el escenario o, en su caso, en un estudio de Hollywood.

Shatner es de esas estrellas que se resisten a apagarse. Tras una carrera de sesenta años en la que no han faltado los altibajos, no da ninguna señal de retirarse. Parece seguirles los pasos a Ernest Borgnine, de 94 años, y Betty White, la Golden Girl, de 89 años, quienes todavía siguen actuando.

Shatner ha confesado su más simple razón para seguir activo: “Me siento vivo”. Aunque también resume en una frase su capacidad de adaptación a los cambios desde que hizo su primera película en 1951 y luego envejecer trabajando y a la vista de todos: “A esto se le llama supervivencia”.

Para probar que sabe hacerlo regresó a la televisión a finales del año pasado con $#*! My dad says ($#*!, Mi papá habla), una comedia basada en el twitter de Justin Halpern, sobre su experiencia de regresar a vivir con su padre después de terminar con su novia y perder su trabajo. De ahí surgió el personaje de Ed, un viejo gruñón, con tres matrimonios y cuya filosofía es no ayudar mucho a sus hijos, porque eso los perjudica.

Este nuevo papel de Shatner fue recibido con expectativa, pues no se esperaba que volviera y menos en una comedia, por su edad y después de Boston Legal, la serie con la que ganó un premio Emmy y un Globo de oro.

El personaje muestra la faceta cómica que este canadiense ha dejado ver sutilmente en personajes de series policíacas, dramáticas y de suspenso, en filmes animados y en campañas publicitarias. En los últimos años, también ha grabado discos de canciones habladas, muy populares en Estados Unidos, y parodias de éxitos con letras absurdas hechas para divertirse.

Shatner ha dicho que aceptó el personaje de Ed para satisfacer su curiosidad sobre las redes sociales. En realidad, su prueba de supervivencia la vivió después de Viaje a las estrellas. A comienzos de los 70, aunque famoso, no le ofrecieron muchos papeles. Así que buscó dinero caracterizando al capitán Kirk en fiestas. Su personaje y la serie de culto, lo tuvieron de regreso en la televisión y el cine, pero sin mucho éxito, y fue solo en los años 80 cuando obtuvo el papel que lo relanzó: T. J. Hooker.

Desde entonces marcó la diferencia con compañeros como Leonard Nimoy (el señor Spock) y George Takei (Sulu), actores que no pasaron de ser invitados esporádicos a series y siempre bajo la sombra de sus personajes.

William Shatner, en cambio, siguió sobreviviendo pero frente a la pantalla, con películas para televisión, filmes como Miss Simpatía y la misma Viaje a las estrellas en su última aventura. Hoy tiene un rancho, caballos y, hasta ahora, 197 apariciones en cine y televisión que lo convierten en una estrella que está lejos de perder su brillo.

EN CÁMARA:

Pirata millonario.

Aunque todavía no se estrena Piratas del Caribe 4, los productores ya alistan la quinta parte pero no han confirmado a Johnny Depp. Se dice que el actor pedirá 60 millones de dólares para ser Jack Sparrow pues sabe que su presencia garantiza una taquilla millonaria.

Sueños de princesa.

Hailee Steinfeld, nominada al Oscar por Temple de acero, protagonizaría La bella durmiente. Esta vez la historia se centrará en el mundo de sueños de la princesa, quien luchará por encontrar la salida.

Nuevo futuro.

El actor Bryan Cranston (Breaking bad) será el villano de la nueva versión de El vengador del futuro, que en 1990 protagonizó Arnold Schwarzenegger. Su protagonista será alguien menos musculoso: Colin Farrell.

Temas relacionados