Mariana Garcés, la abanderada de la lectura

Dos temas desvelan a esta abogada caleña hoy Ministra de cultura: las industrias culturales y el acceso al libro.
Mariana Garcés, la abanderada de la lectura

A Mariana Garcés no le gusta que le hagan fotos. Se pone nerviosa, merodea, sonríe tímidamente, se acomoda el cabello que le llega a la altura de los hombros, y finalmente logra quedarse quieta unos segundos. “¿Ya?”, pregunta como una niña si la difícil labor del fotógrafo ha terminado.

Sabe que desde asumió su cargo el año pasado tendrá que someterse a muchas de estas sesiones, a muchas preguntas y a unas cuantas comparaciones, como es normal cuando llega una nueva funcionaria a un Ministerio visible como el de cultura. Por eso quiere mandar a hacer una buena cantidad  de retratos para poder evitar su paso por el lente.

Aun no tiene listo su “book fotográfico”, pero por fortuna, tiene muchas otras cosas preparadas, como sus proyectos.  Su plan bandera es el fomento de la lectura en la primera infancia, uno de sus objetivos principales es convertir a Colombia en un enorme set de grabación de películas para los extranjeros y su arma secreta es el derecho, carrera que estudió en la Universidad de Los Andes y que ha ejercido intrínsecamente a lo largo de toda su vida. Una certeza más, “este no es un Ministerio de eventos, es una entidad facilitadora”, comenta la Ministra.

Joven y apasionada

La actividad cultural de Mariana Garcés comenzó de la mano de Amparo Sinisterra de Carvajal.  Siendo apenas una estudiante de derecho se convirtió en su asistente en Colcultura. Después trabajó en varias entidades como Proartes, montó una empresa de comunicación llamada Medios y mensajes, pasó por la gerencia del canal regional Telepacífico, trabajó en las alcaldías de Apolinar Salcedo y Ramiro Tafur y finalmente llegó al Ministerio.

¿Dónde quedó el derecho?

Lo he ejercido a lo largo de toda mi vida. En Colcultura era una especie de control entre las directivas y Amparo Sinisterra, todo lo que ella iba a firmar pasaba por mi revisión, siempre he ejercido el derecho público. Siento que es un valor agregado que tengo.

¿Cuál es su proyecto bandera?

El libro y la lectura. Tenemos unas líneas estratégicas de trabajo. Lo primero que queremos conseguir es aumentar el acceso al libro en la primera infancia. Queremos medir los niveles de lectura en los colombianos y reforzaremos el tema de promoción de la lectura porque parece estar escolarizada, no se ve como un tema divertido sino meramente académico.

¿Qué otras instancias culturales necesitan proyección?

Definitivamente las industrias culturales, especialmente el cine. Hay una propuesta desde el Ministerio y el Fondo de cinematografía, junto al presidente, que busca convertir al país en un destino atractivo para rodajes internacionales, además del apoyo que seguimos dando a los realizadores nacionales que cada vez son más. Pasamos de producir una película al año a estrenar 10, es una buena cifra. Otro tema importante es la promoción del Instituto Caro y Cuervo porque este es su año. En Colombia tenemos fama de hablar muy buen español así que también queremos convertirlo en un destino para aprender el idioma, por eso vamos a fortalecer el instituto.

¿A qué otros proyectos liderados por la anterior Ministra van a dar continuidad?

Este es un Ministerio técnico y hay unos procesos que continúan. El plan de bibliotecas por ejemplo, existe desde hace 12 años lo vamos a seguir apoyando pero con un reenfoque. Se debe aclarar que las prioridades de cada etapa de un Ministerio son diferentes, nosotros queremos concluir todas las obras iniciadas, no queremos empezar cosas sin terminar otras.

Uno de los proyectos más visibles de Paula Marcela Moreno, ex Ministra de cultura, fue el Gran concierto nacional, realizado en simultánea en muchas regiones del país, ¿seguirá con esta iniciativa?

No, vamos a festejar el día de la música el 22 de noviembre para mostrar todo lo que hacen las escuelas de música regionales. Y el 20 de julio vamos a hacer un homenaje a los afros descendientes. Le apostamos a ser un Ministerio facilitador de procesos culturales, no queremos ser Ministerio de eventos.

¿Cuáles son sus planes culturales preferidos?

Leer, ir a cine  y escuchar música. La última película que me vi fue Los colores de la montaña, me gustó mucho. Y en cuanto a música escucho de todo desde clásica hasta Fonseca,  pienso que no hay música buena o mala sino que en todos los géneros hay de todas las calidades.