Cuidados para el que cuida

Pacientes con enfermedades extremas como el cáncer experimentan sufrimiento, pero aquellos a su lado también padecen cada lágrima. Algunos consejos para sobrellevar la situación.
Cuidados para el que cuida

Cuando Yipsel Bello recibió aquella noticia que nadie espera jamás, su corazón pareció brincar como cuerda de violín pisada. Su hija fue diagnosticada con cáncer a los 17 meses de edad. Fueron días en los cuales su rutina cambió en función de otro; velar por sus necesidades, transformar las caricias por un tacto aun más gentil. Un acto casi imposible de creer cuando se habla de una madre y su hija, María José.

Miedos y depresión pintaron sus ojos de rojo, siendo testigos visibles de una carga diaria que no se deseaba y que irónicamente, resultaba la más importante. Y es que a pesar de los cuidados, los desvelos, los abrazos anhelados entre cables y drogas, la vida se le escurrió como humo, como arena, como agua en la alberca. En honor a ella la Fundación tomó su nombre surgiendo el 4 de noviembre de 2004. A su cabeza Yipsel Bello, mujer completa, trabajadora de tiempo y mamá eterna. Cuidadora de una vida que respiró con dificultad hasta ver apagados sus suspiros.

La Fundación María José, instruye y alberga a todos aquellos que viven, sienten o comparten el cáncer. Concentrándose en el último grupo, se decidió crear un espacio para ellos y se logró acoger en Bogotá por segundo año al “Congreso Nacional de cáncer infantil para cuidadores”.

El que cuida, el que ampara y el desolado

Muchos han sido los pacientes que bajo las sábanas blancas de hospital con olor estéril, han batallado internamente contra un enemigo que pareciera superar las fuerzas. Nunca solo, nunca único, siempre en compañía de una mano o de una frase de aliento. Son esas personas por las cuales nadie pregunta. Anónimos caminan los pasillos como escuderos de aquellos centros de atención. Es lógico y comprensible. No merecen la atención del momento, pero sin embargo en ellos recae el peso de las fuerzas creadas de la nada; de aquellas que se forjan a base de voluntad para que el paciente sienta un pilar.

“Fue horrible, es una sensación que tú no quieres volver a vivir. Es como ponerte en el minuto más impactante de la vida. Choca la parte emocional y la física haciendo que el mundo se detenga. Es como lo dicen en las películas, todo se logra detener pero sin embargo el cuadro gira y gira. Estiras las manos esperando que alguien te tome y te saque de la tierra, pero no lo encuentras”, comenta Yipsel recordando el día cuando fue informada de la noticia.

“Nadie pregunta por la mamá, por el papá o por el que cuida. No tendrían por qué hacerlo, pero ellos sienten el peso y necesitan guía para afrontar la situación. Necesitan un respiro y necesitan un apoyo. Ahí entra la idea del Congreso” afirma. “Hay una presión para hacer las cosas bien, para que el paciente se recupere. Si en determinado caso la situación no es favorable o hay complicaciones hay un señalamiento implícito. Te culpan y te juzgan. Hay frustración y ese cuidador necesita recargar energías para dar lo mejor de sí para el paciente”.

Consejos primordiales:

-No asumir culpas no correspondientes. Es importante no sentirse presionado o señalado por la situación.

-Asesorarse a cabalidad. En la mayoría de los casos de diagnóstico no se es médico o experto en el tema. La jerga y los términos resultan desconocidos. Es recomendable siempre buscar asesoramiento de otros que ya hayan vivido la experiencia.

-Métodos de relajación. Siempre es bueno usar métodos alternativos como manejo de energía o meditación. La calma es esencial para producir buenas energías.

-Asepsia. Vital para aquellos que rodean a pacientes con cáncer. Cualquier infección por más mínima puede resultar fatal.

Reunión

Con la participación de expertos en diferentes áreas y teniendo como lugar de encuentro la Fundación CARDIOINFANTIL, el encuentro se llevará a cabo los día 20 y 21 de mayo, esperando a todo tipo de público para realizar un ejercicio de concientización con el objetivo “de generar sonrisas” tal y como explica Yipsel directora de la Fundación.