Mónica Fonseca, su pasión: la tecnología

En una entusiasta tecnológica y se sentó una mañana con nosotros para hablarnos sobre las ventajas, peligros y belleza de los avances que nos hacen la vida más fácil.
Mónica Fonseca, su pasión: la tecnología

Cuando Mónica empieza a hablar de tecnología se puede respirar su pasión en el aire. Primero nos cuenta cómo su padre y sus abuelos ?aclarando que es increíble pero cierto? fueron los responsables de inculcarle su pasión por los gadgets. Equipos de vinilo, walkman y una arcaica cámara de video son los primeros artilugios que recuerda en su haber. Desde que tiene memoria la tecnología ha sido parte de su vida. El aparato que más recuerda fue un computador portátil a los 15 años, cuando internet apenas empezaba a figurar.

Aunque esa pasión fue creciendo y moldeándose con el paso de los años, y confiesa que ha tenido temporadas muy adictivas a la tecnología, ha aprendido a no ser esclava de ningún artilugio. Apaga su celular por las noches y es de las pocas personas que aún usa el teléfono de su casa. Afirma que hay que aprender a desconectarse para ser libre y no depender de artefactos para sentirse feliz.

Entre sus tabletas, cámaras fotográficas, celulares y computadores, el iPad 2 es uno de los aparatos que más le ha mamado gallo. Aunque lo tiene desde hace algunos meses, todavía no termina por descifrarlo y todos los días le descubre aplicaciones y nuevos usos. Otra confesión que se le escapa: es perezosa para las instrucciones y prefiere cacharrear y descubrir el funcionamiento de las cosas por sí sola.

No cree que las mujeres sean negadas para la tecnología. Mónica califica como mera pereza mental y una costumbre muy latinoamericana depender de los hombres para instalar, conectar y descifrar el uso de los artefactos. “No solo en Google se encuentra la respuesta a cualquier duda, sino que al hacer las cosas por uno mismo se aprende. Es muy fácil”, asegura.

Añade que la tecnología es un lenguaje sencillo que puede ser comprendido por cualquiera y es necesario aprenderlo para que no haya un hueco generacional. Los niños, que son nativos en el uso de la tecnología, tienen acceso a información no apta y esto los hace presa fácil para los depredadores sexuales que abundan en la red. Si los papás no saben de tecnología, se quedan sin armas para protegerlos.

El tema de moda: las redes sociales

“Hay que disfrutar de las redes sociales y saberlas usar ?admite ?. Tú no le das las llaves de tu casa a todo el mundo, entonces no hay razón para exponer tu vida privada en internet para que todo el mundo se entere de tu vida”. Considera que es necesario que padres y gobiernos no satanicen las redes sociales, pues tienen muchas ventajas. Su red social por excelencia es Twitter, tiene 107.884 seguidores y le sirve para participar en conversaciones y relacionarse con personajes que admira. Facebook le parece aburrido últimamente aunque por ahí se ha reencontrado con viejos conocidos. Le encanta Flickr, más que para compartir fotos, para ver el trabajo de otros. Y le encanta Asmallworld porque es una fuente ideal de recomendaciones para los viajeros.

No se casa con ninguna marca y aunque es usuaria de Mac, prefiere no recomendar nada. Cuando le pregunto qué hace falta por inventarse responde sin rodeos: “¡Todo! La casa del futuro, muy al estilo de los Supersónicos, está por verse y miles de avances en tecnología automotriz”.

Para terminar nos habla de la importancia de donar tecnología. Aparatos que son obsoletos para unos son una ventana al futuro para otros. Fundaciones, escuelas y gente de bajos recursos les pueden dar un gran uso. También afirma que es necesario democratizarla y llevarla a las zonas rurales. “Internet debe ser gratis para las poblaciones más vulnerables pues la tecnología es sinónimo de progreso”. Antes de despedirse, me pide que haga énfasis en eso.

Mi colección

Tableta Galaxy de Samsung

iPad 1 firmado por Steve Wozniak, cofundador de Apple.

iPad 2

MacBook

MacBook Air

Playbook de Blackberry

Blackberry

iPod 30G

Cámara Nikon

Audi A1

Temas relacionados