Veteranos y orgullosos

Son estos tres papás que, con su madurez y experiencia, disfrutan de la paternidad cuando la mayoría de sus pares están disfrutando de su pensión.
Veteranos y orgullosos

Papá de Pascua

Brian Adams

El pasado 22 de abril, Adams, de 51 años, se convirtió en orgulloso padre primerizo de Mirabella Bunny, una niña fruto de la relación con su asistente, Alicia Grimaldi. Juntos comenzaron una fundación caritativa en donde su relación terminó evolucionando. A través de su cuenta en Twitter, Adams confirmó la noticia del nacimiento que el diario inglés The Telegraph había publicado: “Llegó como todos los buenos conejitos de Pascua, el viernes de Pascua”, declaró el cantante, haciendo referencia al segundo nombre de la pequeña (conejito en inglés). Hasta el momento el cantante no ha vuelto a hacer declaraciones pues seguramente debe andar muy ocupado en su nuevo rol adquirido: papá veterano.

 

Papá múltiple

Julio Iglesias

En septiembre, el cantante español de 67 años traerá al mundo a una nueva criatura con su esposa Miranda. Pero para el artista, ser papá no es nada nuevo, pues el nuevo retoño se suma a los 8 hijos que ya tiene. El bebé será el consentido de sus hermanos Miguel Alejandro, de 11 años; Rodrigo, de 10; las gemelas Victoria y Cristina, de 8, y Guillermo, de 2. Sin olvidar a sus hermanos mayores, hijos del cantante con Isabel Preysler: Chabeli, de 37 años; Julio José, de 36, y Enrique, de 34. Iglesias debe cumplir con una apretada agenda de conciertos mientras su mujer se ocupa del cuidado y educación de los niños, que reciben las clases en su casa con profesores particulares. Julio ha confesado que los años y la experiencia con sus tres primeros hijos le enseñaron que tenía que estar menos ausente en la crianza de sus hijos. Por eso ha querido reivindicarse con los más pequeños. “Todos los días hablo con cada uno y Miranda me tiene al tanto de todas las novedades que ocurren en la casa”, afirma el cantante.

Papá mellizo

Al Pacino

En el 2001, con 60 años de edad, Al Pacino y su entonces pareja Beverly D’Angelo, dieron a luz a Olivia y Anton, mellizos concebidos gracias a la fertilización in-vitro. Desde entonces, no es extraño encontrarse a Pacino en el Central Park de Nueva York o por las calles de Los Ángeles en compañía de sus pequeños en restaurantes, heladerías o simplemente cuidándolos mientras estos juegan con sus patinetas. Pacino tiene una hija de 22 años de una relación anterior y en el 2003, dos años después del nacimiento de los mellizos, peleó en la corte por la custodia de éstos, pues se le acusó de ser un padre despreocupado que nunca había cambiado un pañal. Finalmente se llegó a un acuerdo y hoy en día D’Angelo y Pacino comparten la custodia de los niños de 10 años de edad. Acerca de ser un padre maduro, Al Pacino asegura que nunca ha sentido esto como un impedimento, sino todo lo contrario, una ventaja respecto a los papás jóvenes porque está en la mejor etapa de su vida.