Artistas tras las rejas

Irán y China son los regímenes que más reprimen a los artistas. Cárcel, torturas y persecuciones son las respuestas de los gobiernos a las obras de estos inconformes.
Artistas tras las rejas

Jafar Panahi. Prohibido filmar

“Este no es solo mi juicio. Es el juicio al arte y a los artistas de este país”, dijo Jafar Panahi en su apelación ante el tribunal iraní que lo juzgaba, en noviembre del año pasado, por “atentar contra la seguridad nacional”. Un mes después fue condenado a seis años de prisión y 20 de inhabilitación, durante los cuales no puede filmar, escribir guiones, viajar al extranjero ni dar entrevistas a medios locales y extranjeros. Pahani fue encarcelado en marzo del año pasado junto a Mohammad Rasoulof y estuvo más de 77 días incomunicado y sin asistencia legal, por lo cual adelantó una huelga de hambre que tuvo eco en el Festival de Cannes 2010. Allí hubo protestas y pedidos de libertad, una silla vacía en su honor y lágrimas de Juliette Binoche. La presión internacional obligó al gobierno iraní a dejarlo en libertad tras pagar una fianza equivalente a 150 mil euros.

Cineasta y documentalista

Origen: Irán

Películas: El círculo,Oro carmesí, Offside,Fuerte apache.

Mohammad Rasoulof. Solo con permiso del gobierno

Este cineasta de 38 años fue apresado junto a su colega Jafar Panahi y otras 15 personas, acusado de estar preparando una película sobre las protestas en contra de la reelección del presidente Mahmud Ahmadineyad, a finales de 2009. Y como Panahi, fue condenado a seis años de prisión y 20 de inhabilitación para filmar, escribir y proyectar sus películas. El cargo es atentar contra la seguridad nacional y difundir propaganda hostil contra el régimen. La presión internacional por su caso y el de Panahi hizo que el gobierno le dictara detención domiciliaria y levantara la prohibición que tenía para salir del país. Para terminar su quinto largometraje, titulado Goodbye, tuvo que pedirle permiso al gobierno y la película fue proyectada en el último festival de Cannes, donde recibió buenas críticas por su capacidad para denunciar las amenazas a la libertad que sufren los ciudadanos de su país.

Cineasta

Origen: Irán

Películas: Las praderasblancas, Gogooman, Isla de Hierro, Viento en contra.

Documentalista, periodista y bloguero

Origen: Irán

Documentales:

Banderas en el castillo de Kaveh, Mi tierra del sur, El príncipe persa.

Ai Weiwei . 20 kilos menos.

Hace apenas un mes consiguió su libertad, pero a un alto costo: el silencio. Estuvo detenido 81 días por supuesta evasión de impuestos pero las autoridades chinas no le elevaron cargos de manera formal. Días antes de su detención, en un aeropuerto, había anunciado una protesta por la destrucción de su estudio por parte de la policía. Su madre, una famosa poetisa, denunció maltrato psicológico. Aunque Ai no puede dar declaraciones ni publicar sus opiniones en internet, su cuerpo es evidencia del maltrato: bajó más de 20 kilos durante el cautiverio. De 53 años, es famoso por sus complejas instalaciones, sus críticas al régimen chino, sus denuncias por actos de corrupción y represión, y su apoyo al disidente Premio Nobel de la Paz, Liu Xiaboo.

Artista y diseñador

Origen: China

Obras: Asesor del Nido de Pájaro de Pekín, ha expuesto en La Tate Modern, la Bienal de Venecia y la Documenta de Kassel.

Mahnaz Mohamadi. Culpable por ser mujer

“Soy una mujer y una cineasta, dos razones suficientes para ser culpable en mi país”, decía un mensaje que esta mujer de 36 años hizo llegar al pasado Festival de Cannes, en vista de que el gobierno iraní le había quitado su pasaporte para evitar que fuera al estreno de la película Marriage Ephemeral, en la que aparece como actriz. Dos meses después de la carta, el pasado 1 de julio, fue detenida en su casa de Teherán, sin que se conozcan, hasta ahora, los delitos que se le imputan. Y al igual que en 2007 y 2009, cuando fue arrestada, se le prohíbe contactar a su familia y a sus abogados. Hace dos años fue detenida con Jafar Panahi, otro cineasta crítico con el régimen de Ahmadineyad, por asistir a un homenaje a los fallecidos por las protestas que surgieron luego de la reelección del presidente iraní.

Cineasta, documentalista y activista de derechos humanos

Origen: Irán

Documentales: Mujeres sin sombra, El alma de los niños (censurado en Irán), Cuadernos de viaje.

Maryam Majd. Condenada por el fútbol.

Es la única reportera gráfica de deportes en su país y fue detenida en Teherán dos semanas antes que Mahnaz. Intentaba tomar un avión rumbo a Alemania para cubrir el Mundial Femenino de Fútbol cuando fue interceptada por agentes secretos iraníes y enviada a la misma cárcel donde está la cineasta. Incluso ha recibido el mismo trato: incomunicación total. Sobre ella tampoco se conocen las causas de la detención, aunque varios de sus reportajes han sido censurados en medios de comunicación oficialistas. Esta defensora de los derechos de las mujeres, de 25 años de edad, se hizo famosa por su campaña para que las mujeres iraníes pudieran ir a los estadios a ver los partidos de fútbol. Esta campaña fue el tema de una película del realizador Jafar Panahi, quien también ha estado encarcelado por sus críticas al régimen iraní.

Periodista y fotógrafa

Origen: Irán

Reportajes deportivos, especialmente de mujeres.

Mohammad Nourizad. 50 latigazos y 50 más

Fue encarcelado a finales de 2009 por publicar en su blog unas cartas dirigidas al Ayatolá Alí Jamenei en las que le reclamaba por la violenta represión desatada contra los opositores del gobierno, tras la reelección de Ahmadineyad . Tales cartas fueron consideradas “irrespetuosas” y fue condenado en abril de 2010 a 50 latigazos y tres años y medio de cárcel. Su caso se convirtió en emblemático porque se declaró en huelga de hambre varias veces, denunció torturas, maltratos y la detención de sus familiares que fueron a preguntar por él a la cárcel. Semejante atrevimiento le costó dos años más de prisión y otros 50 latigazos. Ahora, a sus 59 años, goza de libertad condicional pero sigue enfermo de una infección bucal que contrajo en prisión.