David Overcamp, el iluminador de Colombiamoda

Ha iluminado más de 500 pasarelas en la Semana de la Moda de Nueva York. Él será el encargado de la luz en Colombiamoda, la feria que empieza hoy en Medellín.
David Overcamp, el iluminador de Colombiamoda

David Overcamp no nació en una atmósfera particularmente artística. Su arribo al arte de la iluminación sucedió gracias a una serie de accidentes afortunados. Su padre era profesor de ingeniería ambiental en la Universidad Clemson, en Carolina del Sur; su madre siempre intentó sumergir a sus hijos en el tema de las artes, especialmente la música. Sin embargo, se trataba en esencia de una familia poco orientada hacia la creación.

Pero años más tarde, al ingresar a la universidad, Overcamp se encontraría con un terreno que le era desconocido y que sería el punto de partida para su quehacer actual: el diseño de la luz para performances teatrales y pasarelas de moda. El suyo es un oficio que no existe en Colombia y será el toque secreto en las pasarelas del próximo Colombiamoda.

¿Cómo llegó a la iluminación? ¿Cuándo supo que era su vertiente artística?

Fui a la universidad y no tenía ningún interés particular en el teatro hasta que llegué allí. Había una vibrante comunidad estudiantil que giraba en torno al teatro y se producían muchas obras. Comencé diseñando y construyendo escenarios sin saber nada del asunto. Eventualmente, tropecé con el tema de la iluminación y descubrí que realmente lo disfrutaba, que tenía talento para crear pequeños momentos a través de la luz. Hacer iluminación para teatro tiene todo que ver con el tiempo. Me enganché y cuando me gradué de la universidad y fui a vivir a Nueva York, decidí convertirme en un diseñador profesional de la luz.

¿Cómo definiría el diseño de luz?

Diseño de luz para performance y eventos es eso precisamente: diseño. Apoyamos el trabajo de otros artistas involucrados en la producción. La iluminación en su estado más básico permite que el público vea el trabajo escenificado, pero también va más allá de eso. El diseño de luz para un escenario actúa como un marco alrededor de la historia, subrayando estados anímicos y creando una estructura. Puede ser fría o tibia, bella o fea, pero siempre debe resaltar lo que está sucediendo en el escenario.

¿Cómo brincó del teatro a la moda?

La moda fue un accidente feliz. Durante dos años fui director de producción y diseñador de luz para un teatro experimental en el Lower East Side. En 1998 lo dejé porque estaba extenuado con la carga laboral. Gracias a un llamado accidental, terminé reemplazando a alguien en la Semana de la Moda. Les gustó mi trabajo y pasé a ser un técnico de iluminación habitual para una de las compañías que proporcionaba el servicio. Trabajé en muchos shows en Bryant Park, así como en grandes pasarelas realizadas afuera de las carpas, como las de Calvin Klein. Tres años más tarde, el dueño de la compañía me preguntó si quería ser el diseñador de luz para la carpa más pequeña en Bryant Park. Así que en septiembre de 2001 comencé mi carrera como diseñador de luz para moda. No era el mejor momento para comenzar un nuevo proyecto en Nueva York, pero la Semana de la Moda se recuperó pronto de los ataques del 11 de septiembre y mi trabajo pasó a ser usual dentro del circuito. Hay dos semanas de la moda al año en Nueva York y por lo general ilumino 25 shows por temporada, así que he iluminado cerca de 500 pasarelas en los últimos 10 años. Con el tiempo, mi carpa y los diseñadores se han ido agrandando. Desde 2008 soy independiente.

¿Qué papel juega la luz en una pasarela o exhibición de moda?

La luz para una pasarela debe ser un compromiso entre las necesidades del público para poder ver la colección y las necesidades que tienen los fotógrafos y camarógrafos. El enfoque intuitivo para iluminar un show de moda es pensar que se trata de un teatro, que las personas en sus asientos son el público y que la prensa está allí para documentarse. Pero cualquier modelo te dirá que está desfilando para las cámaras que están al final. Por eso, nosotros iluminamos el show de esa manera, incluyendo también las necesidades y los deseos del diseñador en cuestión. Así, intentamos transmitir un sentimiento, un ánimo para los editores y compradores que están presenciando el espectáculo.

¿Qué contribución han hecho sus habilidades personales a los shows de moda que ha iluminado?

El diseño de iluminación usa literalmente todas mis habilidades, de allí que para mí sea tan estimulante. Historia, trigonometría, poesía, derecho, música, historia del arte, dirección de personal, todo lo que he aprendido se usa en un momento u otro. Para poder interpretar la visión del artista — sea un diseñador de ropa, un coreógrafo o un dramaturgo — a través de la iluminación, debo escuchar y comunicarme con una gran variedad de personas.

¿Qué podemos esperar de su presencia en Colombiamoda?

Una experiencia totalmente distinta, desde el momento en que entras por la puerta hasta el momento en que te vas. Es algo sutil pero eso es lo más importante en mi trabajo. Una pasarela empieza mucho antes de que todo oscurezca y la música comience. La iluminación para las pasarelas será limpia, fresca y homogénea; no llamará la atención por sí misma.

¿Qué tiene la luz que lo cautivó tanto?

La luz existe por un momento en el tiempo. Su naturaleza es ser efímera. Apaga un switch, cierra una ventana y se ha ido. Para mí, esa es la realidad.

Temas relacionados