Ramón Vargas, canta en la ducha

*Ramón Vargas*, uno de los tenores más importantes del mundo, ofrecerá un único recital en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo el domingo 4 de septiembre. El programa incluye piezas de Liszt, Tchaikovski, Rachmaninov y Villalobos, así como poemas con música de compositores españoles.
Ramón Vargas, canta en la ducha

El tenor mexicano Ramón Vargas empezó a cantar hace 41 años, cuando apenas era un niño de nueve, en lo que parecía una actividad infantil en el coro de la Basílica de Guadalupe en Ciudad de México. No fue en vano. La actividad resultó ser una pasión que hoy lo tiene como uno de los tenores más destacados de la escena operática.

Pero antes de esto, el pequeño Ramón tuvo un incidente que pudo haberlo alejado del canto. En su primer solo con el coro, en un villancico, se aterró y no pudo cantar. Su profesor se acercó y lo tranquilizó con una razón increíble: que todo se debía a que una bolsa de aire frío se había metido en su garganta, pues estaban en un espacio abierto. Al día siguiente lo convenció de que lo intentara de nuevo y Ramón pudo cantar. Hoy se siente agradecido porque esa experiencia le sucediera entonces y no cuando el canto ya era el eje de su vida.

Ahora no hay terror sino una carrera madura, consistente y disciplinada en la que debutó profesionalmente cuando tenía 23 años y que ha sido elogiada por la crítica en todo el mundo, gracias a una voz expresiva que él mismo ha definido como romántica. Para muchos sus mejores notas las alcanza con el bel canto, pero Vargas no se quedó en un solo estilo y su capacidad para abordar diversos papeles lo han llevado a escenarios como la Ópera Metropolitana de Nueva York, la Scala de Milán, la Bastilla de París y la Ópera de Viena.

Su presencia en Colombia es una oportunidad única, pues su gira latinoamericana incluye solamente a Brasil y Perú. Su repertorio abarca una lista extensa de obras de Bellini, Berlioz, Cherubini, Donizetti, Gounod, Massenet, Mozart, Puccini, Rossini, Strauss y Verdi, sin olvidar sus raíces y la música popular que oía en su casa. Sus canciones favoritas son los boleros, aunque hace un tiempo confesó que cantaba en la ducha el aria Questa o quella, de Rigoletto. Una mezcla que da algunas luces de la personalidad de este devoto de Enrico Caruso, a quien considera “la persona que inventó la manera moderna de cantar”.

En Bogotá su repertorio también será variado. Cantará obras de Franz Liszt, Tchaikovski, Rachmaninov y Villalobos, combinados con poemas de Alberti, Guillén, Rafael Santos Torroella y Luján, entre otros, con la música de los compositores Xavier Montsalvatge, Joaquín Turina y Salvador Moreno.

Esta será apenas una escala en la agenda de Ramón Vargas, que seguirá a Nueva York para la nueva producción de Don Giovanni, en el Met; continuará con La bohème en Viena, donde además será el solista del tradicional Concierto de Navidad; y terminará el año con los ensayos de Los cuentos de Hoffmann, que interpretará en la Scala de Milán en enero de 2012.

Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo

Domingo 4 de septiembre, 5:00 p.m.

Boletas: $30.000, $70.000, $110.000 y $150.000

RAMÓN VARGAS, TENOR  

Temas relacionados