Discos recomendados de enero

El disco del bajista  de Aterciopelados y el proyecto del guitarrista Teto Ocampo son nuestros recomendados de este mes.
Discos recomendados de enero

Gozo poderoso

En 2006, el bajista y líder de Aterciopelados, Héctor Buitrago, presentó el primer eslabón de su visión solista del mundo. Se llamó Conector, y desde su arranque estaba visto su interés en la recuperación de los elementos místicos de diferentes tradiciones sonoras del país, a través de letras positivas y un sonido poderoso. Cinco años después, llega al mercado la segunda parte de este proyecto, en el que la reflexión pasa por el filtro de lo ancestral. El sonido de Conector II puede definirse chamánico, y a diferencia del disco antecesor no hay momento en el que abandone ese concepto en busca de un sencillo radial. Participan músicos del grupo alemán 17 Hippies y de la banda española La Chocolata.

Conector II de Héctor Buitrago.

Una sola tribu

Desde el nombre mismo, se puede adivinar que Mucho Indio parte de la reivindicación. El replanteo de un término común peyorativo sirve de bautizo para el proyecto del guitarrista Teto Ocampo, famoso por hacer parte por años de la célebre banda La Provincia de Carlos Vives, y hoy interesado en redescubrir los sonidos de las comunidades indígenas de la Sierra Nevada, Calderas y Punta Gallinas. Ocampo se encarga casi de todos los instrumentos en esta amalgama entre lo raizal y lo electrónico, con improvisaciones y empleos de escalas de la música tradicional de las etnias Kubeo, Nasa, Wayuu, Kankuama y Arhuaca, que incluye además influencias indigenistas de América y Asia, productos de un extenso trabajo de campo.

Mucho indio/Mucho indio