¿Lindsay Lohan será Elizabeth Taylor?

Con el anuncio de que Lindsay Lohan podría interpretar a *Elizabeth Taylor *en el cine, mucha gente se pregunta si será capaz de revivir al más grande mito del cine estadounidense.
¿Lindsay Lohan será Elizabeth Taylor?

Si hay algo que no se puede negar es que Lindsay Lohan siempre sabe cómo hacerse notar. Lo bueno es que en esta oportunidad no es ni su adicción a las drogas ni sus cortos episodios de cleptomanía los que encabezan los titulares de periódicos y noticieros. La ahora rubia de piel de porcelana ha sido anunciada como la encargada de personificar a Elizabeth Taylor en una película que comenzará a filmarse en mayo de este año.

La cinta, que llevaría por título Elizabeth & Richard: a love story, se centra en la intensa relación amorosa de los actores, quienes estuvieron casados en dos oportunidades –entre 1964 y 1976–. La noticia de que la protagonista de Chicas malas (quien le ha hecho honor a este papel fuera de las cámaras), sea la responsable de rendirle homenaje a la mujer de los ojos  púrpura, ha creado más conmoción entre los estadounidenses que las dos veces que Lohan ha sido condenada por manejar borracha y por infringir su libertad condicional.

¿En qué estaba pensando la persona que la propuso para este papel? Es la pregunta que muchos seguidores de Elizabeth Taylor han hecho pública en Tweeter y Facebook. “No tiene ni la belleza ni el estilo y mucho menos el glamur de Liz”, “Taylor  se debe estar revolcando en su tumba” son algunos de los menos ofensivos. Claro que como era de esperarse, la propia Lindsay también tiene su grupo de leales fans que sí creen que pueda hacer la tarea. Jessica Grose, editora jefe de la revista Playboy, aseguró que la diva del cine y la problemática rubia tienen más en común de lo que la gente cree. “Ninguna tuvo una infancia normal, la fama les llegó desde pequeñas, abusaron de sustancias, y sus nombres encabezan los principales  titulares”.

Mientras cada lado defiende su posición, la sexy pecosa de 25 años se ha enfocado en recuperar su libertad. El pasado martes se presentó frente al juez de la corte superior, quien la felicitó porque recibió reportes favorables de las autoridades encargadas de su libertad condicional. De seguir así, el próximo 29 de marzo, fecha en la que está citada para su última audiencia, Lohan terminaría con su sentencia de limpiar la morgue del sur de Los Ángeles y asistir a sicoterapias como ha venido haciendo desde el 2 de noviembre de 2011.

“Me siento fuerte, he experimentado muchas cosas en mi vida. Quiero dedicarme a mi trabajo y lograr que los medios se concentren en mi carrera”, comentó en una entrevista con la revista Maxim, que la tiene como portada de enero.  Antes de cumplir la sentencia y comenzar la filmación, Lindsay Lohan se ha asegurado de figurar. Su aparición en la primera edición de este año de la revista Playboy, por la que recibió un millón de dólares, la convirtió en el nombre más buscado en internet en lo que va de este mes. “Caliente, caliente, caliente” fue la palabra utilizada por Hugh Hefner para presentar la publicación en la que Lohan sale completamente desnuda, maquillada y peinada como Marilyn Monroe.

Aunque muchos pensarían que después de tantos escándalos y críticas Lindsay no se le mediría a quitarse la ropa, la neoyorquina afirmó en una entrevista: “Creo que soy mucho más sexual que mis amigos, me siento más cómoda en mi piel, soy una persona bastante sexual”. A lo mejor esa seguridad la impulsó a interesarse en la oferta de interpretar a a Liz Taylor. Mientras tanto, el portal de internet TMZ ha especulado sobre algunas razones adicionales, como los 94.000 dólares en impuestos no pagados que debe al Estado, y la millonaria demanda de un fotógrafo que asegura que Lohan lo atropelló a la salida de una discoteca en 2010.Así las cosas, de su interpretación de Elizabeth Taylor depende buena parte del éxito de su retorno a Hollywood. Porque si convence, tendría a su disposición muchos años más de alfombra roja.