Diseñadores de moda se unen para apoyar la reelección del presidente Obama

El proyecto *“Runway to win”* es la campaña que apoyará al actual presidente de los *Estados Unidos* a ser reelegido.
Diseñadores de moda se unen para apoyar la reelección del presidente Obama

La moda y la política se han dado la mano para apoyar, bajo el proyecto "Runway to Win" que se lanzó hoy en Nueva York, la aspiración de Barack Obama de ser reelegido presidente de Estados Unidos en las elecciones del próximo 6 de noviembre.

Iconos de la moda como Diane Von Furstenberg y otras estrellas de la industria como Vera Wang, Marc Jacobs, Tory Burch, Georgina Chapman, Sean John, Beyoncé y los cubanos Narciso Rodríguez y Lázaro Hernández figuran entre una veintena de diseñadores que han unido su talento, algunos por segunda ocasión, para recaudar fondos para la campaña de Obama.

La iniciativa "Runway to Win" se lanzó hoy durante un evento en Nueva York -organizado por un grupo de latinos- que tuvo como anfitrionas a Anna Wintour, directora de la popular revista Vogue y a la actriz Scarlet Johansson.

Al evento en el bajo Manhattan asistieron varios de los diseñadores junto a otros miembros de la industria de la moda como Hamish Bowles, editor europeo de Vogue, y centenares de invitados, que no perdieron la oportunidad en ser los primeros en llevarse a casa los artículos, que se podrán comprar desde hoy a través de la página de Runway to Win, de acuerdo con un portavoz de la campaña de Obama.

Los famosos han diseñado camisetas, bolsos, polos y pañuelos en variados colores y estilos pero todos con el nombre de Obama y mensajes alusivos a su candidatura. Entre los artículos, que oscilan entre los 40 y 95 dólares, se incluyen hasta esmaltes de uñas en rojo, blanco y azul, los colores de la bandera de EE.UU.

"Admiro al Presidente, creo que está haciendo un trabajo asombroso y que lleva al país en la dirección correcta", dijo a Efe Narciso Rodríguez, quien hace cuatro años participó en el primer evento, Runway to Change, que unió a un grupo de diseñadores para apoyar la candidatura de Obama a la presidencia en 2008.

"Quiero verlo reelecto y por eso le apoyo con mi trabajo", agregó el diseñador de origen cubano, que tiene su propia firma, y que lanzó su primera colección en 1997.

Por su parte Lázaro Hernández afirmó que cree que "las políticas que está poniendo en marcha, son importantes para nuestra generación".

"Obama heredó una nación destruida y la está tratando de reconstruir pero es difícil cambiar las cosas en sólo cuatro años", dijo Hernández, quien en 2002 fundó junto a Jack McCollough la firma Proenza Schouler en Nueva York.

La venezolana Luisana Mendoza, que organizó el evento junto a la mexicana Sylvana Soto, -ambas vinculadas al mundo de la moda-, dijo a Efe que la idea surgió en 2008.

"Queríamos buscar la manera creativa de llegar a la gente joven" y tras hablar con amigos y diseñadores "nos dimos cuenta que todos querían usar su talento, más allá de usar su dinero", destacó.

El siguiente paso fue discutir su idea con Anna Wintour, que ha apoyado por mucho tiempo a Obama, y con la campaña del entonces aspirante a la presidencia, y así surgió Runway to Change, recordó.

Destacó que en sólo ocho semanas lograron recaudar más de un millón de dólares con los diversos artículos de los famosos diseñadores "pero que todos podían comprar, accesibles al público" a un costo menor a los cien dólares, como en esta ocasión. 

Temas relacionados