Detrás de "Chocó", Jhonny Hendrix

Chocó, película que inauguró el Festival de Cine de Cartagena este mes, fue dirigida por Jhonny Hendrix, un observador compulsivo que encontró en el cine la mejor manera de contar historias de Colombia y mostrárselas al mundo.
Detrás de "Chocó", Jhonny Hendrix

Imagínese esta escena: dos mujeres van sentadas en un bus con destino a Quibdó. Una de ellas empieza a contarle a la otra que años atrás fue violada. Manteniendo una tranquilidad bastante perturbadora (como si se tratara de un simple chisme), le dice que el hombre en cuestión es ahora su marido y el padre de sus tres hijos. Dos puestos atrás, sin poder creer lo que escucha, está Jhonny Hendrix.

Justo cuando pensaba que la conversación no podía ser más inquietante, la otra mujer le dice que el hombre que describe es también su marido. Muy callado, Jhonny espera a que se insulten o por lo menos dejen de hablarse. Para su sorpresa, las dos mujeres siguen en su charla como si nada. “¿Soy el único al que le parece increíble lo que acaba de pasar?”, se preguntó mientras veía cómo el resto de pasajeros permanecía callado mirando por las ventanas.

Fue en ese momento en que entendió. Estas dos mujeres no son las únicas con esta historia, y eso era razón suficiente para medírsele a hacer una película para contarla. Así nació Chocó, el primer filme afro hecho en Colombia. Su estreno estaba previsto para la inauguración del Festival de Cine de Cartagena, pero entonces se atravesó la invitación del Festival de Berlín. ¡Ni modo de decir que no! De manera que el estreno mundial ocurrió en Alemania. La película cuenta la historia de Chocó, una mazamorrera de 20 años, desplazada, que tiene que mantener a sus dos hijos y a su marido que solo sabe tocar marimba, jugar dominó y beber biche. Su viacrucis empieza cuando su hija mayor le pide una torta de cumpleaños y ella tiene que hacer hasta lo impensable para lograrlo.

Egresado de Comunicación Social, Jhonny es un observador compulsivo. Cuando no está en un bus mirando gente e imaginando historias, está en su casa viendo películas (4 y 5 a la semana). Aunque empezó como locutor de radio y realizador de comerciales y videos musicales, es en el cine donde verdaderamente es feliz. En el 2008 recibió una beca de la Fundación Carolina con la que pudo participar en un concurso de desarrollo de guiones, que lo ayudó a ser finalista en el concurso de guion Río Market en Río de Janeiro.

Lleno de ideas y con miles de proyectos en la cabeza, regresó a Colombia donde creó Antorcha Films. Esta productora, que tiene por objetivo apoyar óperas primas y dar a conocer a nuevos directores, fue el respaldo para que dejara su faceta de productor guardada por un tiempo (Perro come perro y En coma) y se le midiera a dirigir por primera vez. Para dejar los nervios de lado, Jhonny se aseguró de crear un ambiente que, más allá de que fuera cómodo, se ajustara a lo que él considera cine.

“Para mí, más que una película, es un experimento audiovisual”. En esa medida el set se convirtió en un laboratorio donde pudo jugar con los actores y probar técnicas para asegurar realismo en las escenas. Por esta razón, durante las tres semanas de filmación, cuando no era momento de trabajar, Karent Hinestroza, quien interpreta a Chocó (protagonista de El vuelco del cangrejo) no tuvo ninguna clase de contacto con Esteban, quien además de ser su marido en la película, es su novio fuera de las cámaras. Él tenía permiso de ir a rumbear, salir, conocer gente mientras Karent tenía que quedarse en su cuarto sin poder llamarlo, ni enviarle mensajes de texto. Así la impotencia y rabia que sentía de no saber lo que había hecho, se reflejaba en el desespero de Chocó hacia su marido, y la distancia entre ellos.

En concordancia con dicho realismo, el resto de los personajes que participan en esta historia son actores naturales. “Quise escogerlos por ojo y no por nombre, que si necesitaba un pescador, fuera uno de la zona. Si iba a mostrar a mi tierra, qué mejor que su propia gente”. Eso explica por qué decidió llamar Chocó a su ópera prima. “Esta mujer vive y sufre como lo hace la tierra del Chocó, que a pesar de todos sus problemas se conserva hermosa, mística, siempre cuidando a los suyos”.

Si algo tiene claro Jhonny es que Chocó no es una película de autor. Es una historia con un mensaje directo, que demuestra que sí se puede hacer cine de calidad con muy poco dinero. Aunque su nombre está sonando bastante por estos días, él solo quiere mantener los pies en la tierra y hacer lo que más le gusta: contar historias. Y ya tiene más de una en salmuera.

Jhonny Hendrix HinestrozaNació en: Quibdó, ChocóEs: guionista, productor y director de cine